Comparte esta Columna...

Columna por méd ico

El país alcanzó más de 1000 casos nuevos de contagio y el mayor número de fallecidos diarios. Apegados al sentido común, las medidas de confinamiento no deberían relajarse demasiado en este momento sino por el contrario, mantenerse. Y aunque los discursos de los periodistas están llenos de llamados a la disciplina social y responsabilidad personal, los grandes empresarios levantan las restricciones temeroso que sus grandes economías terminen arruinadas definitivamente como tantos miles de pequeñas empresas que ya lo están.

Una parte del país está lleno de negocios en quiebra tapizando la entrada, los 5,4 millones empleos hechos añicos contra la pared entre miles de permisos no remunerados, rebajas salariales y cosechas arruinadas. En una esquina que nadie quiere ver, las personas que enferman cumpliendo cuarentena son atendidos por trabajadores de la salud protegidos con tapabocas de tela y bolsas de basura. Las ARL espera que estén agradecidos ya que sin ellos todo podría ser peor (?). Bancos también esperan las gracias de las 100.000 pequeñas y medianas empresas completamente asfixiadas a espera de crédito que nunca llegará. Si el esfuerzo de la pandemia ha sido insostenible no ha sido por culpa, sino a pesar de la enorme colaboración de la mayoría de trabajadores y pequeños comerciantes

Otra parte del país, estuvo regodeándose en su lujo, dejando un atraso en ciencia y tecnología de salud de al menos 20 años. Debió priorizar los recursos en la identificación, aislamiento y seguimiento eficiente de posibles infectados en puertos, fronteras y aeropuertos pero no hubo dinero suficiente. A duras penas alcanzaron 9000 millones para las camionetas nuevas. Pero incluso con el dinero, pareciera estar importando casos a Cartagena con el Crucero Braemar o a Bogotá con los vuelos contagiados desde España y Estados Unidos ¿Todavía hay gente que se sorprende del estallido de casos en esas dos ciudades? Parece que no se hizo más que tomar decisiones equivocadas y para el 17 de marzo ¿Cómo no íbamos a tener más casos nuevos que Italia? Una curva disparada, muertos en Ecuador, videos de hospitales italianos colapsados, el alcalde de Popayán enfermo y Juan Lozano echando al director de Opaín dejaron a Duque atrapado sin otra salida al desastre que declarar cuarentena el 24 de marzo.

Te Puede Interesar: COSAS QUE AYUDAN A PETRO

La que debió ser La última y más dura medida de emergencia, terminó la siendo primera. Se sabía que no podría durar muchos si se recargaba la parte del débil del país y sin embargo duró más de 2 meses castigando duramente las familias. Su esfuerzo es poco reconocido a pesar de ser enorme más cuando a diferencia de otros países no se le apoyó con seguro de desempleo, pago de arriendos, ni mínimo vital.  Comparado con el comportamiento de sus propios gobernantes que sigue robando justo en medio de una pandemia, los trabajadores, el comercio y los pequeños empresarios colombianos han dado ejemplo. Ni los banqueros, ni los políticos, ni ningún gran empresario camina al fijo de la navaja como lo hacen actualmente los trabajadores y los pequeños empresarios. Las estremecedoras imágenes de ciudades desiertas nunca antes vistas fueron posibles gracias a que millones de familias pasaron semanas encerradas entre la certeza de la hambruna para sus niños, y el riesgo de morir ellos o sus viejos por coronavirus. Ahora esas familias del común que sufrieron en silencio la cuarentena son protagonistas de saboteo e indisciplina en los noticieros. La opinión pública se crea con rasero diferente según la editorial. Exponiendo cualquier caso de indisciplina social real, pero aislado, ante millones de espectadores al mismo tiempo, varias veces, todos los días por diferentes canales se crea la falsa sensación que la indisciplina social es generalizada y que será eso lo que pone en peligro la cuarentena ¿no es justo lo que desearían los opositores que hicieron todo lo posible por acabarla a cualquier precio? Que las consecuencias de sus decisiones terminen sufridas por otros.

 

NOTA IMPORTANTE: Este es un espacio para ti, si deseas aportar una nota o blog para que sea publicada aquí, envíala al correo:  columnas@losdanieles.digital  la nota o blog debe contener como mínimo 250 caracteres, si quieres que publiquemos tu nombre o álter ego, hazlo saber en el correo, este se utilizará como consentimiento. Por favor utilizar lenguaje adecuado, nos reservamos el derecho de publicar las notas que consideremos no aportan al sano debate.

 


Comparte esta Columna...

SUSCRÍBETE

Ingresa tu correo electrónico y entérate al instante de las ultimas Columnas y Noticias. 👇👇

Únete a otros 9.465 suscriptores

Categories: Notas Ciudadanas

3 Comments

EL HIPÓCRITA RASERO DE LA CUARENTENA

  1. Soy el primero en llegar al AGORA DE LOS DANIELES, pero hoy no con mucho entusiasmo. Es encomiable el esfuerzo que hacen los Autores de los artículos que se traen a este foro, como el de hoy, pero antes de exponerlos deberíamos ser más autocríticos, y rigurosos, con el fin de promover un debate positivo y propositivo de altura. En esta orilla el NEGACIONISMO no sería una fortaleza, y sí una gran debilidad, porque aleja a las mentes más lúcidas y preparadas, que son precisamente a las que se pretende convocar al AGORA; además lleva a pensar que quienes estamos en esta orilla somos miembros de algún partido, una cofradía, o una secta, nada más alejado de nuestras motivaciones: la verdad y la racionalidad son parte importante de nuestra inspiración. Pido disculpas anticipadas al Autor, por si acaso mis palabras pudiesen interpretarse como una crítica destructiva.

  2. Tiene usted toda la razón,quienes apreciamos el ingreso al AGORA DE LOS DANIELES, debemos acceder a ella sin pasiones y ejerciendo la oportunidad de opinar tal como ud. lo indica. La rigurosidad que ud. reclama debe ajustarse a la precisión en los conceptos ,evitando tintes y sesgos que desnaturalicen el sentido de una opinión limpia y ojalá neutral y modulada. Se agradece y se toma atenta nota.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *