Comparte esta Columna...

…Yo creo que de este episodio todos podemos aprender. Mi hermano era muy joven, tenía apenas 36 años, y dijo: “voy a hacer un emprendimiento, voy a exportar a Estados Unidos”, y hasta ahí todo bien: eso fue lo mismo que yo propuse como ministra de comercio exterior, en una gestión que por lo demás fue muy destacada, porque yo soy una mujer muy emprendedora que siempre se ha destacado por trabajar, trabajar y trabajar, como decía el presidente Uribe, con el que hice una gran llave… porque esto no es de atenidos, de venga para acá y que el estado me haga todo… venga para acá y yo me quedo quieta y que el estado exporte por mí y yo no hago nada… No, nada de eso… Acá toca encomendarse a la virgen de Fátima, echarse la bendición y trabajar duro si uno quiere prosperar y no quedarse viviendo en una casita de doscientos metros, sin tener con qué pagar una fianza, una garantía, y comprando ropa en descuento en JCPenny.

 

Bueno: digo que mi hermano Bernardo hizo ese emprendimiento cuando era casi un niño de 36. Lo pensó, hizo sus números, quiso sacarlo adelante para producir en pesos pero ganar en dólares —que es como se deben pensar estos negocios de exportación—, pero se equivocó en el producto, no ha debido ser heroína… Heroína yo, y lo digo sin falsa modestia, que en cada uno de los cargos que he ocupado me he destacado: he trabajado para todos los presidentes sin excepción; como ministra de comercio, como ministra de defensa, cuando combatí la droga en toda su cadena de producción, porque la droga se tomó este país… Usted ahora va al campo y ya no hay campesinos, ahora son todos terroristas de ruana que trabajan para carteles de la droga, y contra ellos es nuestra lucha, sin contemplaciones: ¡acá no hay narcotraficantes buenos y malos! ¡Acá todos los narcotraficantes son malos y debemos proteger a la juventud de las amenazas de la droga! ¡Queremos jóvenes deportistas, como Farah y Hadad, como Faryd Mondragón, que algún día llegará a reemplazar al señor Constantino en la FIFA, o a ser ministro del deporte en un gobierno de Marta Lucía Ramírez!

 

Pasó entonces lo de mi hermano, y en su momento no dije nada porque ¿para qué?, ¿para qué propagar malos ejemplos? Además, ¿cuándo ha visto uno, por ejemplo, a los líderes de este país hablando de sus calamidades familiares, de un Gustavo Pastrana, de una Dolly Cifuentes? Son cosas que se llevan con elegancia, en silencio.

 

Es que esto no es de “venga que acá ninguno ha cometido errores” porque errores hay en todos lados: lo importante es manejarlos para que tu pasado no se interponga en tu futuro. Yo he trabajado sin descanso para liberar a Colombia de las mafias que se aprovecharon de la juventud de mi hermano Bernardo y de su temperamento bonachón, porque Bernardo es de esas personas que no te saben decir que no. Esa vez debieron de proponerle ganarse un dinero fácil, y él cayó redondo, pobre, a pesar de que le hemos dicho que parar ganar dinero uno necesita trabajar, montar negocios de construcción, siquiera de finca raíz: al menos organizar hipotecas para que los bancos puedan ayudarles a los viejitos al final de sus vidas pagándoles una mensualidad a cambio del apartamentico, y así pueden estar tranquilos.

 

Los periodistas que no son mis amigos me quieren desprestigiar: es que usted no contó, me dicen. Primero que todo: yo sí les conté a las personas con que trabajé. Y lo hice por lealtad, porque si hay una persona leal, esa es Marta Lucía Ramírez… Yo les dije: Presidente Uribe, mire que un hermano tuvo esto en Miami; presidente Pastrana, ya que acaban de decir en radio que usted es una mula, venga le cuento una cosa. Y ellos me dijeron: ¡adelante, Marta Lucía, no hay delitos de sangre, más bien vaya combata al narcotráfico hasta que caiga la última gota de sangre! Y le cumplí a la patria: me metí a las regiones, en zonas donde no hay construcciones; donde todos son lotes por construir; y ordené tropas y aspersiones porque en eso soy de una sola pieza, casi como el primer apartamento en que vivimos Álvaro y yo, el de 200 metros. Aunque ese tenía más cuartos.

 

No pueden utilizar la involuntaria indelicadeza de mi hermano para atajar la llegada de la primera presidenta de la República a Colombia. Sí: puede ser que mi hermano haya tenido un lío en Estados Unidos. Que preferimos no contar y tragarnos ese dolor en silencio para no molestar a nadie. Que mi hermano haya convencido a unas personas de que ingirieran heroína en preservativos en un país —y no es por defenderlo— en que toda la comida tiene preservativos. Y que también se haya robado una ropa. Y en JCPenny. Pero es muy sospechoso que lo descubran justo ahora, cuando mi carrera más brilla: ¿dónde está el fiscal, más bien? ¿Por qué no dicta una orden de captura contra el hermano de Petro? ¿Es que acaso quieren que este país se convierta en otra Venezuela? ¿Por qué se fijan en el tal Memofantasma, y no en el fantasma del castrochavismo?

 

De malas. Habrá Marta Lucía para rato. Como dije en Twitter, ¡a mí sí me importa que los altos funcionarios aparezcan compartiendo en fotos con narcotraficantes! ¡Dejen quietas esas fotos en el álbum familiar! Y dejen de juzgar a mi hermano, ¡qué atenido!: que ha tenido unos días tan largos como dicen que son mis declaraciones.


Comparte esta Columna...

SUSCRÍBETE

Ingresa tu correo electrónico y entérate al instante de las ultimas Columnas y Noticias. 👇👇

Únete a otros 9.240 suscriptores

Categories: Daniel Samper

8 Comments

EN LA CABEZA DE MARTUCHIS

  1. Jacinda Arden, Ángela Merkel, Erna Solberg, Katrín Jakobsdóttir. Nuestra martuchis está a la altura de estas señoras!!!! Que viva martuchis!!!!!!

  2. Tiene tanto poder la señora vicepresidenta que ya tiene de escuderos a Pastrana, Uribe y el mismo Duque, ya hasta le hacen tribuna en todos los medios posibles para hacernos creer que eso de maquinar unas mulas para conseguir dinero fácil es de poca monta, será que estamos a punto de ver otra lloradita de la señora que la pueda poner en cuidados intensivos? Tranquila que en este país con eso nos consolamos, amanecerá y veremos.

    Gracias Daniel

    Un saludo

  3. Desde la neutralidad. Yo creo que entrar en mente ajena es algo difícil y complejo. Para el caso, habría que justipreciar la conducta y respetar una decisión que concierne al fuero interno de la persona. Avalorar la razón por la cual se guardó silencio es un juicio arduo, que implica el examen conciente del dilema moral y ético cuando se hace frente a una circunstancia ajena a la propia voluntad derivada del comportamiento de quien aunque cercano, no deja de ser un tercero.
    Marta Lucía Ramírez vivió una circunstancia catastrófica ,que lo és para cualquiera en el ámbito familiar, y eso se debe considerar y comprender. Para el suceso materia de discernimiento y situando el debate entre lo personal y lo público no és sencillo interpretar-dentro de universo de los valores-, si su decisión de callar fué pertinente o por el contrario inadecuada. Es verdad que cuando se és figura pública los deberes se contraen y limitan haciendo de estos una rendición de cuentas permanente, pero esto no es más que un paralogísmo aplicable a una sociedad perfecta….en fín.

  4. Definitivamente, LA POLÍTICA ES EL ARTE DE GANARSE AMIGOS FALSOS. , Y ENEMIGOS VERDADEROS. Será esta maldición la que aleja de la política a los ciudadanos más valiosos de nuestra sociedad? . No existen países subdesarrollados, existen países subdirigidos. La ausencia de liderazgo positivo ( lo hay también negativo) es quizá la causa principal de nuestro atraso endémico. Tenemos muchos caudillos, legítimos y falsificados, capaces de llevar una multitud al borde del abismo y lograr que se lance al vacío, pero totalmente incapaces de realizar el proceso inverso, tarea que apasiona a los líderes auténticos. Las columnas de LOSDANIELES no pueden convertirse en desaguaderos de resentimientos, odios y pasiones, que restan y dividen , en lugar de sumar y multiplicar ( ya se ha dicho antes, pero no sobra recordarlo).Al fin de cuentas, las columnas periodísticas no son solamente semilleros de ideas sino incubadoras de acciones, buenas, regulares, o malas. Sería muy loable que este espacio nos ayudara, de alguna manera, a construir , entre todos, un país mejor, comenzando por dignificar estos debates.

  5. Saludo respetuoso al Agora.
    La filosofía que entraña el hecho de citar el ágora, tiene como fundamento categórico ,es decir, absoluto y terminante; el respeto , la equidad ,la decencia y sus derivadas. No és que se trate de limitar o sesgar la opinión, que en buena hora alimenta y refresca un estado vital; sino símplemente de acoger las
    directrices que se acatan y comprenden ,en el predicado de hacer parte de una especie de sociedad de opinión diferente.
    Estoy de acuerdo con su opinión y quisiera complementarla citando un aforismo aprendido en mi casa, “nada es más invasivo que la usurpación de los sentimientos”. Severo Escobar Rojo.(mi abuelo).1937. Amalfi-Antioquia..

  6. Pregunta para Don Alberto Gómez Prada:¿ Estaría ud. dispuesto a hacer de EL AGORA DE LOS DANIELES un medio de difusión digital? Se lo pregunto por que ud. es el dueño de la idea y de su espíritu, a todo señor todo honor. Nadie en ésta tierra podrá usar ese nombre ,(idea), que lo és de su pecunio. No és más.

  7. Es una lástima que este diálogo sea sólo entre dos. De todos modos es una gran oportunidad democrática, que generosamente nos conceden LOSDANIELES. Aquí va la visión subjetiva de hoy lunes:
    Este fin de semana es para olvidar en LOSDANIELES: mucho reciclaje, trivialización y banalización; poco ingenio, originalidad y creatividad. Parecerían escritos desde la otra orilla, para distraer de lo que verdderamente nos importa como sociedad, subdirigida (ya se dijo). Como justificación ( ojalá no se así) se podría argumentar lo mismo que para la “Televisión Chatarra” : al pueblo hay que darle lo que le gusta, y los temas importantes y trascendentes no venden.
    Una justificación simplista y poco realista. Los actos de gobierno son y serán una veta inagotable para el ingenio y la creatividad, incluisve para el humor, entendiéndose ingenio en su más pura acepción : intuición, creación, imaginación. Los actos de gobierno rara vez son planos y luminosos, tienen muchas caras y casi siempre una oculta, a veces tétrica, una intención no declarada. Esa cara oculta es la que les interesa a los lectores que quisiéramos atraer al Agora . LOSDANIELES tienen herramientas y luces para ver detrás del telón.
    Para demostrar la validez de la tesis anterior, aquí van algunos temas:
    * Democratización de la democracia ( copiado de Anthony Giddens “Un mundo desbocado”). Acaso no es un remedo de demcracia, un sainete, el espectáculo periódico que se hace para escoger las mismas ELITES GOBERNANTES ( verdes, amarillas, rojas, azules) ? Puede haber democracia cuando el Poder Económico, Político, Mediático y jurídico está en las mismas manos?
    * La Pauperización, humillación, y ahora victimización de los Profesionales Médicos (no soy Médico). Acaso no hay lugar para el Ingenio, averiguar el diálogo que se da dentro de los hospitales, en estos días tristes de pandemia, contrastándolos con el programa iluminado de las 6:00 PM?. Acaso no da para el ingenio y la malicia, la humillación que padecen estos Profesionales, cuando les exigen que sus instrumentos de trabajo deben ser certificados por TERCEROS?; quiénes son esos TERCEROS ?: el cartel de Contratistas, debidamente “INSCRITOS Y AUTORIZADOS” por las Secretarías de Salud. Y qué decir de los “Allanamientos” a sus consultorios ( eufemísticamente llamados visitas de inspección)?
    * Quién pagará finalmente los costos de la SUPERGERENCIA de la Pandemia? Ahí sí hay tema para no acabar : desempleo de los pillíticos ( perdón, quería decir políticos), bajo perfil (palabra de moda) del Equipo de Gobierno. En esa misma línea están las eternas trabas del INVIMA, para desetimular el trabajo del mundo académico.
    Como los anteriores, son muchos los temas para traer al escenario de LOSDANIELES, pero no hay espacio. En otra oportunidad se continuará

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *