Comparte esta Columna...

La Fiscalía General le imputó los delitos de soborno en actuación penal y fraude procesal a los abogados Diego Javier Cadena Ramírez y Juan José Salazar Cruz, por haberle ofrecido sobornos y ayuda para ingresar a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) a dos exparamilitares que permanecen privados de la libertad para mentir en la Corte Suprema de Justicia para favorecer al senador Álvaro Uribe Vélez.

El fiscal del caso, Daniel Hernández reveló que el abogado Cadena visitó al confeso exparamilitar Carlos Enrique Vélez en la cárcel de Palmira –Valle del Cauca el 18 de julio de 2017.

Durante la conversación le ofreció, supuestamente, el pago de 200 millones de pesos a cambio de que declarara ante la Corte Suprema de Justicia, que el senador Iván Cepeda lo había contactado para ofrecerle dinero y prebendas dentro del centro de reclusión para que testificara contra el expresidente Álvaro Uribe Vélez.

QUIZÁS TE PUEDA INTERESAR: Matarife Capitulo 7

Según la Fiscalía, el papel que jugó el también abogado Juan José Salazar Cruz, fue el de coordinar los pagos y de continuar reuniéndose con Vélez.

También se conoció que, Cadena presuntamente contactó también al exparamilitar Juan Guillermo Monsalve a quien aparentemente también le ofreció prebendas y ayudas para entrar a la JEP.

La Fiscalía General le solicitará a un juez de control de garantías que emita medida de aseguramiento privativa de la libertad contra los dos procesados.

Aquí el contexto de la Columna de Daniel Coronell sobre el tema de Diego Cadena: EL DESPLOME

SUSCRÍBETE

Ingresa tu correo electrónico y entérate al instante de las ultimas Columnas y Noticias. 👇👇

Únete a otros 9.384 suscriptores

Fuente: Sistema Integrado de Información


Comparte esta Columna...

SUSCRÍBETE

Ingresa tu correo electrónico y entérate al instante de las ultimas Columnas y Noticias. 👇👇

Únete a otros 9.384 suscriptores

Categories: Noticias

One comment

Fiscalía imputa dos delitos a Diego Cadena por supuesto pago de sobornos

  1. DESDE MI NICHO.

    La miración y la escucha juiciosa de la audiencia evacuada en el dia de hoy, reitera la existencia de un régimen penal que amerita una revisión de fondo.

    Los actores y el caso particular, hacen del evento una función burlesca para la opinión y la razón.

    Sus protagonístas, además de hacer sentir pena ajena incurren en la falta de creernos legos.

    Es tan evidente lo fáctico, que cualquiera se aterra ante la caída de un escenario de papel mojado en babas.

    El libreto -y sus adendos-, está tan mal escrito, que el defensor en su angustia y su incapacidad acusa la defensa que ha negado hasta las cachas.(Debería defender y dejar al lado frases de cajón).

    El señor Fiscal -Abogado Defensor de oficio de Alvaro Uribe ,sin que éste lo requiera-, se arrodilla ante su Dios sin necesidad.

    Se corrompe el imperativo categórico de la acusación haciéndo de la Fiscalía el peléle de turno.

    La rompezón de la moral pública parece ser una tarea de cumplimiento institucional.

    Afortunadamente la digitalidad y la difusión de estas tragicomedias nos permiten de primera mano saber a que atenernos sin remedio-

    El Derecho penal no és apasionante…..és relevante, importante,centrado y justo.

    César Alberto Rodríguez Escobar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *