Comparte esta Columna...

Por Daniel Samper Ospina

Excelentísimo doctor
Mark Zuckerberg
Presidente Facebook
Silicon Valley de Norteamérica
Estados Unidos

Estimado señor Zuckerberg:

Con verdadera sorpresa me enteré esta semana de que el tribunal de comunicaciones de la empresa que usted lidera autorizó referirse al doctor Iván Duque, presidente de Colombia, con el apelativo de marica. Como semejante información parece ella misma una de las tantas noticias falsas que circulan por la plataforma social creada por usted, prefiero citar de forma literal el titular con que Caracol Radio enteró al país de semejante medida: la nota decía que, abro comillas, “se le puede decir marica a Iván Duque por noticioso”, aunque carecía de información detallada para aclarar dudas: ¿es noticioso llamarlo de ese modo y por eso se le puede llamar así?; ¿o solo en caso de que resulte noticioso puede uno lanzar insultos para Duque? Por ese motivo le escribo, doctor Zuckerberg; porque el país merece precisar el alcance de esta nueva autorización de su plataforma y que nadie termine con la cuenta clausurada.

Doctor Zuckerberg: una de las más altas preocupaciones de Colombia ha consistido históricamente en depurar el lenguaje de sus líderes políticos. Ya habíamos conseguido que el presidente Uribe, dado a decir por teléfono “le voy a dar en la cara, marica” a alguien que, ahora suponemos, podría haber sido el mismo doctor Duque, pasara de gritar desde un puente “No me digan paraco, no me digan marica” a remplazar la mala palabra por el término “no heterosexual”: un logro en quien, al comienzo de su carrera, apelaba a la ingeniosa metáfora, y no al burdo insulto, para degradar al otro, como aquella vez que llamó “Caballito discapacitado” al recién diagnosticado con mal de Parkinson Antanas Mockus. Eran épocas en que había respeto.

La conclusión a la que llega su tribunal supone un peligroso retroceso en este sentido y podría propiciar que el doctor Uribe se sienta autorizado a llamar de ese modo a su segundo de a bordo, o que lo propio suceda desde distintas candidaturas presidenciales: que lo denominen “el marica humano”, que le griten “estudie, marica”.

El sentido de esta misiva es pedir el favor a usted de que se nos señale específicamente cuándo y por qué se le puede decir “marica” al primer mandatario sin recibir sanciones: ¿puede uno salir con los amigos y gritarle “marica” al honorable sin mayores preámbulos? Si uno está en una gasolinera comiéndose un perro caliente como homenaje a la música de J. Balvin y aparece el presidente con Eastman, su embajador en el Vaticano, ¿puede gritarles la mala palabra a ambos? ¿A ninguno? ¿Solo a Duque? ¿O el tribunal hace referencia únicamente a lo que se puede hacer en la red social de Facebook? De ser así, ¿podemos insultar al presidente en Instagram, que también es de su propiedad? Y sobre todo: ¿exactamente en cuál de sus acepciones se puede utilizar el término? Porque, recuerde usted, apreciado Mark, que en Colombia marica es una forma peyorativa de referirse a los homosexuales, pero también a alguien que se hace el tonto. Pongo ejemplo: “el presidente se hizo el marica con la ley de garantías y la va a tumbar”. Pero también es la forma en que una persona llama a otra con amistosa familiaridad: “marica, metamos un mico en la reforma para tumbar la ley de garantías”. Y, además, a alguien tonto: “el ministro redactó el mico con palabras fáciles de entender, y nos cogieron: ¡mucho marica!”. Porque también significa pendejo: “Si tumbamos la ley de garantías, este pueblo marica ni siquiera se da cuenta”. ¿Podemos, entonces, referirnos a Iván Duque como marica en Facebook en cualquiera de sus acepciones, o en alguna en especial? ¿La medida cobija, por extensión, otros insultos contra el mandatario? ¿O Facebook autoriza llamarlo marica, pero prohíbe señalarlo con apelativos hirientes, aunque menos fuertes, como mamón? ¿Autoriza Facebook llamar mamón a Duque o a su hermano? ¿El hermano de Duque es mamón? ¿Referirse como mamón al hermano de Duque es noticioso? 

Y la duda más importante de todas: ¿el dictamen se extiende para llamar de ese modo a otros líderes políticos? Si uno afirma, por ejemplo, “el marica del César Gaviria va a tirarse el centro”, o “estos dos maricas no se van a poner de acuerdo y el centro va a volver a perder”, ¿la plataforma puede sancionar a quien lo escriba o, por el contrario, lo felicita?  

Querido Mark: mientras redacto esta misiva, se conoce que en el Estado existen desde hace años gastos tan absurdos como un “mayordomo” asignado al secretario general de Palacio: ¿desde cuándo existía semejante cargo? ¿No lo habían eliminado después de que lo ocupara Pachito Santos en la administración de Uribe?

En ese contexto, el dictamen de su comité de permitir insultar a Iván Duque constituye una valiosa válvula de escape en momentos en que el país lo necesita. Pero no de cualquier forma, señor. Porque en política importan las formas, como dijo el candidato Alejandro Gaviria al hablar de su política de comercio  exterior: importan las formas con aranceles. Por eso casi nadie las usa: porque son muy caras.

Por ese motivo, pues, pido a usted que no se nos haga ahora el Iván Duque y aclare el alcance de lo dictaminado por su tribunal. Porque luego nos cierran las cuentas. Y no tendremos dónde protestar contra la ley de garantías.

Cordialmente, 
Daniel Samper Ospina.
Sillicon Valley de Latinoamérica

Puede ver más contenidos de Daniel Samper Ospina ingresando aquí.

Descargar columna

Boletas para “Con P de Polombia”, la P de presentación, en www.elteatro.co

www.elteatro.co

No se pierda los vídeos de #HolaSoyDanny

 


Comparte esta Columna...
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

SUSCRÍBETE

Ingresa tu correo electrónico y entérate al instante de las ultimas Columnas y Noticias. 👇👇

Únete a otros 8.906 suscriptores

Categories: Columnas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *