Comparte esta Columna...

Por Gustavo Petro

Los Estados Unidos y Brasil, gobernados por los regímenes autoritarios de Trump y Bolsonaro, son hoy los dos países más azotados del planeta por el Covid-19. La pandemia los ha descubierto en su realidad xenofóbica, racista y depredadora ante sus propios ciudadanos.

Más de 3.4 millones de contagiados oficiales y 172 mil muertos hacen parte de la dantesca estadística que viven esos dos países. El virus, del que en un principio fueron negacionistas y del que hasta se burlaron, ha causado, como en ninguna otra parte del mundo, una catástrofe humana de la que dan cuenta miles y miles de fosas comunes. Los responsables, sin lugar a equívocos, son los dos presidentes.

En la misma tónica de Trump y Bolsonaro, el gobierno de Duque, cediendo a la presión de sus financiadores, léase grandes corporaciones, ha condenado a la sociedad colombiana al contagio y a la muerte siguiendo la receta de una reactivación económica temprana que solo esconde, de una parte, el afán codicioso de las élites económicas del país, acostumbradas ya a la muerte de colombianos tras su propia acumulación de riqueza y, de la otra, la desidia absoluta para producir una política social fuerte que permitiese el confinamiento salvador que implicaba, ni más ni menos, una herejía para la política tradicional de Colombia: la redistribución de la riqueza en función de los humildes y la clase trabajadora.

Pero si bien la pandemia ha desnudado el poder mundial, para el caso de Colombia, ha dejado claro que quien dirige el país es la mafia narcotraficante.

Ya lo habían advertido Galán y Lara Bonilla. Por todos los rincones del país, le gritaban a su sociedad que la mafia pretendía tomarse el Estado. Fue por esas denuncias que los asesinaron. Hoy, los dirigentes políticos representantes de sus asesinos gobiernan el país y hacen las leyes.

Te Puede Interesar: LA SANGRE QUE NO CESA

El proceso 8.000 mostró, desde su aspecto positivo, la realidad de la toma del Estado que ejercía el cartel de los Rodríguez Orejuela. Decenas de congresistas y políticos habían sido financiados por el cartel de Cali para actuar en contra de la extradición, una de las leyes de Colombia.

Pero en ese proceso, y de manera vergonzosa, se silenciaba lo que acontecía con el Cartel de Medellín. No se investigaban los lazos políticos del cartel de Pablo Escobar y los Ochoa. Nada se supo, en ese momento, por parte de la Justicia sobre el particular.

De alguna manera se actuó judicial y mediáticamente al revés. Mientras la lucha policial contra Escobar se centraba en una alianza con el cartel de los Rodríguez y los paramilitares, que para el momento se llamaban los pepes, en la justicia investigativa se atacaban los lazos políticos del cartel de Cali y se ocultaban los frentes políticos de Pablo Escobar. Y básicamente, porque estos estaban pasando al paramilitarismo.

El cartel de Escobar se transformó en una fuerza armada paramilitar. La mafia se había convertido en un ejército. Escobar dio los primeros pasos financiando, junto con Rodríguez Gacha, el primer curso de entrenamiento militar en el Magdalena Medio a cargo del mercenario israelí Yair Klein.

El paramilitarismo desarrolló al máximo la toma mafiosa del Estado desde 1997. Buscaba la configuración de un solo ejército del narcotráfico apoyado en una sola bolsa común: la Oficina de Envigado. Querían arrodillar al Estado o suplantarlo por una patria refundada por paramilitares en concurso con familias políticas regionales, dueñas de grandes haciendas, muchas de ellas despojadas a sangre y fuego a los campesinos de Colombia.  Ese era el proyecto propiciado por los paras que enfrentaba el discurso, peligroso por su contenido democrático, de la Constitución de 1991 y que representaba al electorado más moderno de la sociedad colombiana.

El conflicto dejó 200.000 muertos, una constitución inaplicada y, efectivamente, la toma mafiosa del Estado.

Duque es el heredero de esa realidad. De la mano de su mentor mantiene las clavijas de ese poder mafioso: la compra de votos con el narco dinero, la violencia generalizada y la destrucción de la paz a través de la generalización del terror, el miedo y la destrucción de la organización comunitaria por medio de  la muerte de sus líderes locales.

La descomposición de la policía y del ejército les facilita el control de rutas y territorios estratégicos para la exportación de la droga. Mientras arrecia la represión sobre campesinos e indígenas, a quienes se les acusa de narcoterroristas, sus represores se abrazan con los grandes narcotraficantes del país en los clubes, en el Congreso, en los casinos militares y hasta en el mismo Palacio de Nariño.

Te Puede Interesar: DEYANIRA GUERRERO, KARINA GARCÍA, CONCEPCIÓN CORREDOR

Duque es presidente por el narcotráfico. Alias “El Ñeñe” es apenas uno de sus ayudantes, la vicepresidenta Marta Lucia Ramírez ha desempeñado varios cargos al lado de narcos vestidos de paras. Uno de ellos: Guillermo León Acevedo Gaviria, alias Colmenares, alias Guillermo Camacho, alias el Memo Fantasma, que es una fusión de Pablo Escobar y de Carlos Castaño, pero que los supera a ambos. Fue el verdadero comandante del Bloque Central Bolívar culpable del genocidio de más de 15.000 compatriotas humildes y de la exportación de más de cien toneladas de Cocaína.

Al mismo tiempo, Memo Fantasma era socio de la vicepresidenta y patrón del general Santoyo, quien manejaba la seguridad de Álvaro Uribe en el Palacio de Nariño. A su vez, Santoyo era el socio de la mujer del hermano de Uribe en la exportación de cocaína a México con el cartel de los Cifuentes.

Cuando realizó la Operación Orión en la comuna XIII de Medellín, la vicepresidenta estaba asesorada por don Don Berna y en el ministerio de defensa por otro paramilitar: el asesino de Jaime Garzón, José Miguel Narváez. En esa operación murieron civiles y hoy hay decenas de desaparecidos.

Este es el tipo de poder que de nuevo se le desnuda a la sociedad colombiana.

Ese es el poder que la domina.

¿Seguiremos con nuestra autodestrucción nacional? ¿O será posible juntar las fuerzas de esta sociedad, que aspiran a recuperar la senda de la Constitución de 1991 y construir una democracia moderna y productiva?

En esta decisión no hay puntos medios, no hay tibieza. Si se hace, construiremos una Nación, si no, Colombia será siempre un triste camposanto.


Comparte esta Columna...

SUSCRÍBETE

Ingresa tu correo electrónico y entérate al instante de las ultimas Columnas. 👇👇

Únete a otros 9.122 suscriptores

12 Comments

La Pandemia ha desnudado el Poder – Los Gustavos

  1. Nada nuevo!. el narco estado corrupto en que nos encontramos en unión con un periodismo amangualado con el poder económico no le dejan ver al pueblo los verdaderos cánceres que nos van hundiendo en la desigualdad e inequidad a pasos agigantados. No se cómo será el país en unos años pero parece que avanzamos en teoría y en la práctica cada día vamos como el cangrejo.

  2. https://youtu.be/CzTtqmc5Uvg
    Solo basta este enlace para comentar a este señor típico prototipo del marxista leninista, falaz, camuflado, hablando de humanismo…al igual que Chávez.
    La izquierda es inoperante y la derecha ineficiente.
    Hay que darle al país una alternativa ideológica diferente.
    Espero que Los Danieles mantengan el espacio para el libre pensamiento como lo venían haciendo. Si bien el pluralismo de opinión es base del periodismo independiente, no hay que dar preeminencia a actores como el Sr Petro. Permitan debatir en iguales condiciónes. De lo contrario pueden terminar como los Venezolanos apoyando a un lobo disfrazado. Las consecuencias están a la vista.

  3. Las alternativas ideológicas no aparecen de la nada. Se construyen teniendo en cuenta los aciertos y los errores históricos. El capitalismo salvaje y el socialismo empobrecedor nos enseñan para no volver a caer en ellos. Busquemos y bebamos de nuevas fuentes que sean capaces de asimilar la historia con reflexión más serena que sustituya a la emocional y apasionada vía del caudillismo de derecha y de izquierda.

  4. Respetado Caudillo y Excandidato Presidencial, lamentamos no poder decirle BIENVENIDO AL AGORA DE LOS DANIELES, pero es que para sentarse en este recinto sagrado, EL AGORA DE LOS DANIELES, hay que entrar desarmado, de rodillas y con los pies descalzos, y Usted trae en su
    mochila demasiadas flechas y anzuelos envenenados con odio, venganza y resentimiento; además viene calzado y vestido con oropeles de orgullo y vanidad. En este foro con frecuencia se sientan Sócrates, Arquimedes, el Presidnete Obama, Anthony Giddens y otros Pensadores y Líderes Pacifistas, y no podemos deshonrarlos. Es cierto que en esta orilla veneramos la diversidad y saludamos alegremene con el usual “eres mi amigo, piensas, sientes y crees distinto”, pero Usted le ha agregado “odias distinto”. La salsa que condimenta su programa de gobierno tiene demasiado ají envenenado, y no podemos probarlo; además resta y divide, y en esta orilla sólo aprendimos a sumar y multiplicar. Nuestro faro es la racionalidad y el odio no puede ser racional.
    De su progrma de gobierno rescatamos la parte final :”CONSTRUIR UNA DEMOCARCIA MODERNA Y PRODUCTIVA”. Suponemos que en otra oportunidad nos dirá cómo va construir esa democaracia. Sabemos que Usted, como buen caudillo, será capaz de llevar a muchos compatriotas hasta el borde del abismo, y los convencerá de lanzarse al vacio, pero será incapaz de hacer el proceso inverso, propio de un Líder auténtico, que es el que este sufrido país está necesitando y buscando angustiosamente.
    A quienes han criticado a Los Danieles, por abrirle este espacio a un discurso cargado de odio, podríamos decirles, desde esta orilla, que no hay ninguna contradicción ni incoherencia; es una demostración práctica y real de su vocación democrática, que nos enorgullece de verdad. Simplemente le han abierto la puerta, pero eso no significa que se pueda sentar en este recinto sagrado, ni que sea obligatorio escucharlo ni controvertirlo
    PD : Hubiera sido útil hablar ahora de la “DEMOCRATIZACIÓN DE LA DEMOCRACIA”, que se ha mencionado anteriormente, pero el espacio no lo permite. Esperamos tener la oportunidad de hacerlo. Gracias

  5. Precísamente por que las alternativas ideológicas “NO SURGEN DE LA NADA”,-curioso argumento-, és que se requiere opinar , evaluar y APORTAR sin descalificar.
    Sí la manera de participar en el AGORA és con los guantes puestos me parece infantil y desafortunado.
    Ahora bien, si fuere menester acomodarse al estilo, encantado.
    Opinar y dejar opinar és la idea ¿0 no? Cordial saludo para Aguijón de Avispa , Algove, Simón y Don Alberto.

  6. Para el Caudillo Gustavo Petro : en el comentario anterior se me quedó enredado en el bolsillo una razón importante, para no escucharlo , que no puedo guardar : tampoco invitaríamos al AGORA DE LOS DANIELES a Trump ni a Bolsonaro, ni a nadie que se les parezca, a quienes Usted tan rabiosamente critica : están en su misma orilla, y siembran las mismas semillas que Usted trae en su alforja, y que si llegaran a germinar llenarían esta sociedad de más pobreza y frustraciones.

    1. Compatriota César A: hace 20 años comencé a estructurar mi propuesta ideológica. Primero con un ensayo literario, el cual edité por cuenta propia y repartí, vía postal a cerca de 200 actores, nal y extranjeros. No fue debatido. 10 años después en YouTube subí un vídeo aficionado “centro ideologico”. Luego una segunda edición por una universidad. Decidí complementar la propuesta, de corte académico: “Teoría de las realidades soslayadas” El Sistema que Ganó II”. Registrado más no editado. Intervengo en cuanta conferencia traigan a Cartagena y soy el primero en plantear conceptos que nadie debate. Subo artículos en Academia.edu como Alonso Gómez Vélez.
      Finalmente, en Los Danieles he encontrado el espacio de opinión, que siempre me han negado aún en la prensa local, a pesar de ser conocido de sus máximos directivos. Son 4 artículos que en este ágora como bien relaciona Alberto Gómez, me han publicado. En cada uno puede ir construyendo mi propuesta. Si lo desea le remito copias del ensayo, el corto o el académico.
      Cómo verá tiene recorrido la propuesta ideológica y está sustentada históricamente.
      Algove.

  7. Gracias César por su oportuna observación, y la oportunidad para explicar un concepto importante. Efectivamente todos deberían tener espacio en este foro, pero en el AGORA DE LOS DANIELES, en mi concepto, la prédica del odio y la discusión apasionada, no deberían tener el mismo asiento, porque eso no suma ni multiplica. Creo que la mayoría de quienes participamos estamos empeñados en construir una mejor sociedad, y el odio y la pasión no construye, más bien destruye, y lo más importante, podríamos alejar a las personas más valiosas, que sí podrían ayudarnos en ese empeño. En el AGORA DE LOS DANIELES, como en todo, deberíamos tener unas exigencias mínimas, para no caer en la discusión estéril. En últimas, los Dueños de este espacio son los Lectores y Los Danieles. Quienes opinamos tratamos, a nuestra manera, de enriqueceer creativamente la discusión de los temas que se ponen a consideración.

  8. Gracias don Alberto por su puntual y concreta observación.
    No comparto su opinión, pero la respeto.
    Es evidente que se pretende condicionar el contenido de la opinión de los intervinientes, y eso, me parece incompatible con opinar desde el AGORA DE LOS DANIELES.- A la que entre otras cosas, ingresé con las botas puestas, armado de ideas y de pié como toca-.(me cuesta mucho entender que se quiso decir al expresar “….hay que entrar desarmado, de rodillas y con los pies descalzos……”
    Agradezco al ÁGORA haberme acogido por éste corto período.
    Seguiré comentando desde mi orilla y considerando con ponderación y respeto a su Señoría.
    César.

  9. Algove:
    Permítame felicitarlo por tan profusa obra.
    Lo he leido con atención y creo haber entendido su postura filosófica y académica.
    Me honra que se dirija a mi persona como su compatriota, és un término que ya casi nadie utiliza.
    Lo seguiré leyendo para no dejar de aprender.
    mil gracias.
    César.
    P.D. Como la política de LOS DANIELES és la de no difundir correos, lamento no poder recibir sus escritos, pero lo buscaré en youtube.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *