Comparte esta Columna...

¿Qué hizo el gobernador Sergio Fajardo frente a estas clarísimas advertencias? En los documentos públicos no hay evidencia de actuación alguna.

Por Daniel Coronell

No hay ninguna prueba de que Sergio Fajardo se haya quedado con dineros públicos de la construcción de Hidroituango como parecen estar empeñados en repetirlo algunos usuarios en las redes sociales. En cambio, existen indicios serios sobre su actuación negligente cuando era gobernador de Antioquia con relación al megaproyecto. Hay señales imborrables de que delegó y no controló. Y algo más grave, los investigadores tienen documentos que prueban que subalternos suyos le advirtieron sobre el desastre en el que podía convertirse la mayor obra de infraestructura del país. Él no hizo nada para evitarlo.

Todo esto mancha el prestigio de Sergio Fajardo como administrador y afecta gravemente la viabilidad de su candidatura presidencial. La pregunta es ¿Quién se beneficia con el eventual naufragio de esa aspiración de centro?.

Vamos por partes. Desde la imputación de cargos de la Contraloría General contra Sergio Fajardo y otras 18 personas por presunta responsabilidad fiscal en el gigantesco detrimento patrimonial de Hidroituango surgió una campaña sincronizada en redes sociales para pintar a Fajardo como el arquetipo de la corrupción.

En honor a la verdad, el auto nunca sugiere que Sergio Fajardo se haya beneficiado económica o políticamente de esta situación.  Cualquier análisis justo tiene que dejar eso claro. Es posible que Fajardo haya metido las patas pero no las manos.

El documento de la Contraloría muestra, en cambio, que como gobernador de Antioquia y miembro de la junta directiva de Hidroituango, Fajardo fue negligente porque delegó en el gerente del Instituto de Desarrollo de Antioquia, Idea, Iván Pérez Salazar, su participación en la junta pero no controló lo que hizo o dejó de hacer su delegado.

El delegado del gobernador -de acuerdo con los investigadores de la Contraloría- no recomendó multar a los contratistas incumplidos a pesar de los retrasos de la obra. Pasó por alto las advertencias de los expertos sobre los riesgos que representaba prescindir de las compuertas o construir un tercer túnel, pese a que esos conceptos aparecían en documentos que estaban a disposición de la junta. Y además no previó las consecuencias financieras de la demora de la entrada en operación de la hidroeléctrica y sus sobrecostos.

No hay una sola comunicación escrita que compruebe que el gobernador Fajardo ejercía control sobre su delegado Pérez.

Fajardo, en su defensa, argumenta que la Constitución le permite a los mandatarios delegar funciones y que la norma establece textualmente: “La delegación exime de responsabilidad al delegante, la cual corresponderá exclusivamente al delegatario”. La Contraloría cita jurisprudencia del Consejo de Estado y la Corte Constitucional, según la cual la responsabilidad no desparece con la delegación.

Más allá de esa discusión hay pruebas de que el gobernador Sergio Fajardo estaba advertido de irregularidades en la obra. Clara Luz Mejía Vélez, su secretaria de gobierno, suministró copia de un informe entregado  a Fajardo el 7 de junio de 2013 que contiene estas frases textuales: “El proyecto en su ejecución está atrasado. El contratista de túneles de desviación es un desastre”.

Ese mismo informe advertía a Fajardo sobre el incumplimiento de las normas de cuidado ambiental: “Estamos ad portas de una sanción ambiental por unas actuaciones que hizo epm (Empresas Públicas de Medellín) sin que estuvieran en la licencia y luego las informaron. Epm dice que ellos lo podían hacer porque generaba menor impacto ambiental pero la ANLA (Autoridad Nacional de Licencias Ambientales) está molesta (creo que con razón) porque epm se los saltó”.

El 18 de octubre de 2013, el gobernador Fajardo recibió otro informe que lo alertaba sobre las consecuencias financieras de un retraso mayor: “La desviación del río tiene que ser en el primer trimestre de 2014. No hay opción. Los costos, si no se hace, serían enormes porque no se podría empezar a generar en diciembre/18”

El tema no era solamente financiero también había personas afectadas como se lo dijo al gobernador Fajardo su subalterna: “Están muy preocupados con la cantidad de mineros que han regresado a explotar el río y temen que pueda ser peor con algunos de los que regresan. Están evaluando enviar solicitud a entes de control incluida defensoría y gobierno nacional en general para que apoyen en el desalojo de estas personas bajo la premisa del riesgo que corren con las obras y que esta es un área declarada como de operación pública”

¿Qué hizo el gobernador Sergio Fajardo frente a estas clarísimas advertencias? En los documentos públicos no hay evidencia de actuación alguna. Desde luego esta probable negligencia va a tener consecuencias políticas sobre su aspiración.

Gustavo Petro sigue celebrando el mal momento de Fajardo como si fuera un triunfo suyo. Quizás no se haya percatado aún de que el beneficiario de la eventual desaparición de esa opción de centro no es él, es Uribe.

Puede ver más contenidos de Daniel Coronell ingresando aquí.


Comparte esta Columna...

SUSCRÍBETE

Ingresa tu correo electrónico y entérate al instante de las ultimas Columnas y Noticias. 👇👇

Únete a otros 9.441 suscriptores

Categories: Columnas

4 Comments

LOS PAPELES DE FAJARDO

  1. Daniel, porque dices tu, que Uribe es el beneficiado, si sabemos que Fajardo es el gallo tapao, del sindicato antioqueño, liderado por Uribe, indistintamente que Fajardo tiene derecho a defenderse considero que el paisa, sin ser regionalista, no queremos mas en la presidencia alguien que tenga que ver con Uribe , ojala se pueda hacer una alianza para derrotarlos en las urnas y que que refleje las necesidades de nuestra nación y pueda mejorar las condiciones de vida de la sociedad

  2. Coronel, eres demasiado ladino y fugaz en sus escritos, tratando de limpiar el nombre de su candidato, por favor no sesgue mas sus comentarios lanzando púas a Petro

  3. Seño Coronell, En desacuerdo con el comentario de Pacheco Romero o es que no leyó bien, más bien usted – Pacheco – si abiertamente defiende al tal Petro. Coronel se refiere a que cabe la posibilidad de una equivocación o falta de control del Señor Fajardo y segun futuras investigaciones se determinará su culpabilidad.
    DURA LEX, SED LEX , si de pronto no conoce esta definición quiere decir ^la ley es dura , pero es la ley –
    Entonces que se aplique.

  4. Para controvertir.Cómo se ha envilecido nuestra pillítica : a falta de méritos propios, cosechan de los errores de los adversarios. Fajardo tiene la gran oportunidad para demostrar que es un verdadero LIDER, no un CAUDILLO. Los Líderes se nutren de las adversidades, y las convierten en oportunidades. Sus contrincantes están celebrando, y sus seguidores están esperando que confirme sus capacidades de ESTADISTA. Es una lástima que en esta época de grandes definiciones se esté rajando, por su tibieza. Los ciudadanos que nos orientamos por la razón, no por la emoción, seguimos mirando a Fajardo con opitmismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *