Comparte esta Columna...

Hoy Daniel Mendoza nos presenta el cuarto capitulo de matarife, la serie sobre la vida del Ex presidente Allvaro Uribe Velez según Daniel Mendoza. Se menciona que en este capitulo, continuará relatando como marta lucia Ramirez tuvo cercanías con el paramilitarismo.

 


Comparte esta Columna...

SUSCRÍBETE

Ingresa tu correo electrónico y entérate al instante de las ultimas Columnas y Noticias. 👇👇

Únete a otros 9.240 suscriptores

Categories: Matarife Serie

7 Comments

Matarife Capitulo 4

  1. EL REFRITO PROCESADO. la planta de procesamiento de los aceites de descarte que opera en Barrancabermeja, és poca cosa con los pretendidos alcances de éste contenido. Sustentado en la imparcialidad y habida cuenta del privilegio de hablar desde ésta tribuna, sí cabe decir que el reciclaje de los “rumores aplicados”, hace efecto en la función de generación de caos y desorden; es decir, la retórica digital, al servicio de la desinformación y la implementación de la tecnología en perjuicio de la verdad que aún judicialmente no está declarada. La aureola de veracidad que pretende iluminar la editada publicación, es un mero intento de reposicionar a quienes por su desgaste natural se han diluido en el compuesto caústico de la química que hace de un potaje, inoloro, insaboro y venenoso.
    La nublación del concepto creativo- si así se le pudiere denominar-, és el patrioterismo rampante inspirado en un pensamiento cuadriculado generado a la sombra y desde un desbarrancadero en donde está enterrado el baúl de los horrores.
    La única via para dar curso a una vida cívica responsable, es tener presente en el imaginario, que LA JUSTICIA ES UNA SOLA Y DEBE RESPETARSE CON BASE EN PRUEBAS Y SENTENCIAS.

  2. Como sé que éste espacio es desaprovechado por temor, si permítaseme reiterar y decir que la defensa implementada para estas lídes, brilla por su negligente ausencia. ¿ como és posible que a estas alturas no se haya hecho nada eficiente para detener éste contenido? El derecho penal internacional contiene y avala los mecanismos para operar. ¿ Quién asesora a los afectados? ¿Será más rentable dilatar?.

  3. La corte Penal Internacional, no és una entidad creada por la comunidad geoestatal para atacar a nadie,-por el contrario-., és un organismo suprajurisdiccional que funciona con base en principios milenarios resultantes y derivados de la experiencia humana, y lo hace, sin duda, en doble vía. Creer, que és un mounstruo, y, és más, desconocer los pormenores que regulan su funcionamiento perjudica el interés social de los Estados asociados y mancilla por física ignorancia a quienes pudieren acudir a ella en defensa de su nombre y de su honor. Por favor: Al pool-permítaseme el anglisismo-, de asesores del afectado, documéntense acerca da la legislación que trasciende las fronteras de Colombia….por DIOS!!!!!!.

  4. ATAJAR, ATAJAR Y ATAJAR, ésa es la labor en derecho que por “perfomance”, no ha hecho el equipo encargado de los intereses judiciales de figuras prominentes en épocas pasadas, desatendiendo sus deberes y su tiempo. El estado actual de cosas y la ventaja que se ha regalado, és el producto de una suma mal hecha, pensando que adicionar faranduleros ,engominados y recomendados sería una opción de tiempos sin lucha. Las cosas cambian y los generales se relajan,-por eso estamos como estamos-, Las firmas infalibles y los abogados socios de la radio, tienden a desaparecer. La rama judicial y sus integrantes no son borregos de nadie. Ojo! , o se ajusta y se le exige seriedad en la asesoría juríca de los encartados o,-permítaseme el giro-, esta vaina se jodió.

  5. Le hablo desde la neutralidad, soy como usted un adorador de los sonetos de mi Abuelo y tengo como caro recuerdo, el galápago que me regaló mi abuela en mi séptimo cumpleaños. La yegua de mis amores-la única-, murió sin remedio. Tal vez los mejores momentos de mi vida se dieron en compañia de mi abuela, en la árdua y deliciosa tarea de levantar una cerca de piedra mientras ella-mi verdadera madre-, recitaba feliz los versos que escritos por su esposo en amalfi , guardaba como oro en polvo.
    El villamarquín y otras herramientas conservadas celosamente al lado de los galpones ,se movía cuando el fara nos visitaba en cualquiera noche, pero también el chimbilá colgado con pereza infinita hacía parte del cuadro de una velada que entreveraba la luz de una esperma viva……Cesar.

  6. ESTE COMENTARIO HACE REFERENCIA A LO PUBLICADO EL DIA 19 DE JUNIO DE 2020.
    Otro episodio más de lo que he denominado “EL REFRITO PROCESADO”, que lenta, gradual y semanalmente, se viene convirtiendo en una pócima venenosa que intoxica a la nación. La facultad de denunciar és un deber y además un derecho consagrado en la ley -eso no tiene discusión-,lo que me parece cuestionable, por decir lo menos,és que se haga a cuentagotas ,ejercitando una técnica insidiosa que se aparta de los postulados del periodismo y de la integridad de quien se dice perseguir Justicia.
    La conducta desplegada en tracto sucesivo e implementada en una ejecución continuada, no és ni mucho menos, un acto honrado que contribuya a concretar los fines que se presume persigue el señor Daniel Mendoza ¿cómo desconocer que la concreción és la piedra angular de la denunciación? lo lógico,además de lo ético es que si Mendoza pretende poner en conocimiento de las autoridades hechos que considere materia de escrutinio judicial, lo haga en un solo acto y sin prejuzgar.
    Flaco favor le hace el autor de éste contenido al aparato de justicia, a la sociedad, a los afectados y a él mismo creyendo que la figura de la demolición consuetudinaria de honras y prestigios és la vía para embestir alevosamente a sus contradictores. Ahora bien, si el fín de estas difusiones és hacer dinero mancillando la dignidad de la gente utilizando infamemente la red, eso és otro asunto.
    La Defensa de los afectados tiene la palabra y será ella quien logre desvirtuar o no, los dichos del promotor de la actividad que se cuestiona, pero ojalá que lo pueda hacer conociendo toda la diatriba y por sobre todo con las formalidades del caso y ante la autoridad que corresponde

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *