Comparte esta Columna...

El cayado a duras penas lo ayudaba en su incierta bajada del monte Sinaí. El corazón lo sentía lleno de una energía indescriptible. El mundo le cabía en el pecho. No era para menos, su condición de elegido, que aún no alcanzaba a concientizar, acababa de ser confirmada de una forma extraña e inesperada. Como toda vivencia extra sensorial, el tiempo pareció detenerse. El silencio de por sí presente en las alturas, de repente se acentuó hasta lo absoluto. Una inmensa zarza, ante sus ojos, se encendió como incontables estrellas danzando en el cosmos.

Lo sorprendió la intensa paz que se apoderó de su ser. No tuvo la menor sensación de pánico. Extasiado admiró el reducido universo  gravitando ante sus ojos; por ello, le pareció lo más normal escuchar esa voz que parecía envolverlo todo.
No era la primera vez que la escuchaba. Unos años antes, cuando disfrutaba de su condición de príncipe adoptado, comenzó a vivenciar el contacto. Por ello se atrevió a preguntar quién era. Desde lo profundo de su mente le llegó la respuesta: “Yo Soy el que Es, no hay nada fuera de mi, por sobre todo soy amor; instruye a tu pueblo”.
Cuarenta días duró cavilando la experiencia. El código de conducta, los 10 mandamientos, fue su legado imperecedero.
Finalmente llegó al asentamiento donde los Israelitas acampaban esperando su regreso. Luego de recorrer el largo exilio huyendo de los Egipcios, pudieron vivir un tiempo sin temores. Sus instintos afloraron. Se olvidaron rápidamente de su líder y de sus prodigios salvadores. El desenfreno, las pasiones, los rencores, las ambiciones, los placeres desmedidos, ocuparon su día a día.
Moisés los encontró en ese descontrol adorando a Baal, el ídolo de los placeres externos. Lo representaron como un becerro de oro y bailaban posesionados de ese mal vivir. La imagen hecha en oro tenía su significado: era el metal que todos perseguían, era el medio de pago, era ese disco acuñado que terminó conociéndose como moneda…
Su nombre, como toda inventiva humana, surgió de una historia vulgar, corriente como en realidad es su significado. En la Roma de finales de imperio, existía cerca del capitolio, aledaño al templo de Juno, una casa acuñadora de Denarios. La propiedad tenía un estanco con numerosos gansos. Sus poderosos graznidos avisaban cualquier movimiento inusual en sus alrededores. Servían de “moneta”, es decir, “aviso” de peligro. Esta circunstancia, terminó institucionalizando el nombre “moneda” para representar al denario. Así se nominó el insumo, que quince centurias después, vendría a servir de instrumento de opresión a finales del siglo XX y dos décadas del XXI.
La necesidad de su primacía surgió, por un efecto normal de balanceo. Cuando por razones de coyuntura, el control monetario no tenía importancia y se utilizó la visión keynesiana para solucionar los desequilibrios. No debía ser una solución permanente. En Latinoamérica, imprudentemente, abusaron de ella. Pronto el efecto colateral negativo se manifestó: el fenómeno hiperinflaciónario puso en riesgo la estabilidad económica occidental.
“Moneta, moneta”, vociferaban, reemplazando a los gansos, los “chicago boys”, los monetaristas, los seguidores de Friedman. Para mal de los latinos, tenían toda la razón en sus argumentos: había que controlar el circulante; la intromisión del estado en el manejo económico debía limitarse; el mercado debía liberarse. El elemento, el insumo, la moneda, el cual había sido tan mal manejado, cobró caro su menosprecio.
En consecuencia, con la implementación de la teoría monetarista, además del auge en las comunicaciones y la necesidad de liberar fronteras, se acogió la política llamada Neoliberalismo. Así se instituyó el hoy decadente “Capitalismo salvaje”, con su práctica excluyente de usura institucional.
Pasado su tiempo, 50 años más tarde, no serían los graznidos de los gansos anunciando el fin de su reinado, sinó un virus llamado covid-19, con corona incluida además, lo que plantearía la necesidad de un nuevo giro en el manejo de la política económica del estado.
En esas estamos: debería servir de catarsis, según nosotros, los libre pensadores. Sin embargo, vemos estupefactos como nuestra dirigencia se aferra a dogmas del pasado y pretenden superar la crisis, extendiendo privilegios y priorizando los intereses de las élites.
La nueva corona, la del microorganismo, les está señalando, claramente, que su reinado exige la necesidad de reinventar. Este 2020 debería considerarse un AÑO CERO. Las estadísticas solo serían una referencia histórica, no una medida de progreso.
Se debería aceptar como el inicio de un nuevo ciclo. Una nueva ideología clama su advenimiento. Las llamadas  izquierda y derecha son el pasado. La primera, ha mostrado históricamente su inoperancia y la segunda, su ineficiencia palpable.
Ya un reconocido nobel, Joseph Stiglitz, en su reciente libro, ” Capitalismo Progresista”, diagnostica lo negativo de la tendencia vigente. Al menos, no pueden ignorar sus planteamientos. Es una opinión autorizada proveniente de la academia tradicional. Aunque no lo señale, su advertencia sobre el abuso de la “financiarización”, es el efecto colateral de la implementación del Monetarismo irrestricto.
Con un poco de imaginación, superando prejuicios, podríamos equiparar esta priorización monetaria, al becerro de oro que encontró Moisés, erigido en un pedestal, solo accesible para unos pocos. La “fuente que derrama progreso” no tiene la dinámica necesaria para superar la opresión, la desigualdad y la pobreza en Latinoamérica.
Algove

Comparte esta Columna...

SUSCRÍBETE

Ingresa tu correo electrónico y entérate al instante de las ultimas Columnas y Noticias. 👇👇

Únete a otros 9.384 suscriptores

Categories: Notas Ciudadanas

10 Comments

Moisés

  1. DESDE MI NICHO.
    SALUDO RESPETUOSO AL ÁGORA.

    Estimado Don Alonso:

    Ha sido una gratísima sorpresa abrir la página de los Danieles y encontrarme con la publicación de su columna, que ha generado en mi un doble y grato sentimiento.

    En primer lugar, debo manifestar que no me sorprende la manera como está escrita, pues en anteriores ocasiones ha hecho usted gala de un estilo particular que se caracteriza por el orden en la construcción del texto, el planteamiento claro de la idea haciéndo lo complejo fácil de digerir en una muestra de pedagogía notable, muy agradable de leer.

    El manejo del tema le permite al lector contextualizar y a la vez encajar el contenido de un relato armónico y equilibrado haciendo del ritmo y el sentido de su dicho un paseo por la historia, para de contera, recibir una lección de economía.

    Y és que lo esencial del planteamiento és indiscutible, en el sentido de que se hace necesario nivelar e integrar lo humanístico con lo púramente fáctico en lo atinente a los mecanismos que permiten implementar y regular la cuestión económica independiéntemente de la corriente , la filosofía o los institutos a que se acuda con el propósito de adecuar la dinámica crematística.

    Iguálmente- me parece- que dentro del texto está implícito un aspecto capital, que lo és, el hecho de recavar en la importancia de atender y revisar la concepción y el verdadero sentido de las corrientes de Derecha, Centro e izquierda, ( en sentido méramente académico) con el fín de que se logre la eficiencia y la operatividad de la puesta en marcha de la ejecución de planes basados en una política económica sana y moderna que partiendo de cero en armonía con la ética y la lógica permita un estado nuevo de cosas.

    Como segundo, déjeme decirle que me devolví 36 años, cuando tuve la fortuna siendo miembro del Batallón Colombia # 3 destacado en la base del Gorah en el Sinaí , de ascender al Monte Sinaí en compañía de algunos compañeros, entre otros el hoy General Pauselino Latorre Gamboa, que me enseñó a querer y a respetar a nuestro amado ejército; és una maravilla sin par, un sitio único que no podría ser otro que el designado para entregarle a Moisés las Tablas de La Ley.

    Muchas gracias por su columna,

    César Alberto Rodríguez Escobar.

  2. Izando bandera en el Agora, las últimas Columnas eminentemente conceptuales ( se quedó por fuera Thomas Piketty), tienen un punto de convergencia : vamos mal y hay que revisar la ruta, “MÁS VALE RETROCEDER QUE EQUVOCARSE EN EL CAMINO”.
    Para aterrizar esos conceptos nada mejor que la sabiduría popular,con una anécdota pertinente : A un pueblo lejano llegaron dos vendedores de zapatos. El primero envió al jefe su recomendación inmediata :No perdamos tiempo, aquí no hay nada para hacer, nadie usa zapatos. El otro vendedor, después de examinar con cuidado, le propuso a su empresa : esta puede ser nuestra gran oportunidad, aquí nadie usa zapatos. La moraleja: una adversidad ( no tener zapatos), vista por un vago, y de otro lado analizada también por un LIDER VISIONARIO
    Ese pueblo imaginario, podría ser Colombia, y la situación no serían los zapatos, sino la gran tragedia llamada COVID. El manejo que los pillíticos le han dado es idéntico al del vago, el menor esfuerzo, en el escritorio, con el micrófono. Para no ir muy lejos, el publicitado INGRESO SOLIDARIO: lo más fácil ( y más visible) era entregar una suma, en efectivo, a un informal, sin exigirle nada a cambio, y así se hizo . Lo indicado : entregar talonarios de bonos, para productos de primera necesidad, redimibles en Cooperativas y Cajas de Compensación, con EL COMPROMISO ESCRITO Y JURAMENTADO DE USAR TAPABOCAS, GUARDAR LA DISTANCIA, LAVARSE LAS MANOS. Muy diferente sería nuestra situación hoy si hubiese existido ese juramento escrito de que si no se cumplía se le retiraría el subsidio. Se olvidaron los pillíticos de la primera enseñanza de sicología social : “EL BOLSILLO EDUCA , Y A VECES ES LO ÚNICO QUE EDUCA”.
    COROLARIO : UNA OPORTUNIDAD DESPERDICIADA, EN UN PAÍS SUBDIRIGIDO

    1. Gracias César, compañero de ágora, por tus estimulante comentario.
      Comparto totalmente el beneplácito por encontrar el reinicio de Notas Ciudadanas, nuestro ágora, las voces del silencio. No había ninguna razón para silenciar opiniones en un país, cuyos actores en todos los escenarios, políticos, editoriales y columnistas de medios, e inclusive la academia no están aportando nada novedoso para el debate nacional.
      Ayer escuché una conferencia con el exministro Cárdenas y sus planteamientos, coherentes y adecuados para la coyuntura, pero en la misma línea doctrinaria que viene dictaminando nuestra politica económica por décadas. Pienso preparar un artículo a propósito de ello.
      Cordial saludo.

      Alonso Gómez Vélez

  3. Toda gran transformación social en la historia ha costado, cuando menos, incertidumbre y casi siempre, dolor y sufrimiento para los más débiles. A menudo, un enriquecimiento aún mayor para los ya ricos.
    Pero existe otro grave problema: el del empleo. Ya pasó con las grandes revoluciones industriales del XIX. La incorporación de nuevas técnicas y maquinaria en los procesos productivos dejó en la calle a millones de trabajadores que ya no volvieron a encontrar empleo: los que por la naturaleza de su labor, o por su edad o por sus pocas posibilidades de reciclarse, quedaron en la miseria.
    Nunca han sido proceso rápidos, esas transformaciones se hicieron a lo largo de 50 o más años y eso es lo que nos pasará. Hoy se desconoce la mayoría de las ocupaciones u oficios que habrá en un futuro no tan lejano, de forma que no se sabe para que debieran formarse nuestros estudiantes de hoy.
    Con motivo de la crisis de 2008, una fundación de la Universidad de Granada, elaboró un detallado informe sobre el futuro laboral para los próximos 30 años (hoy, ya serían 20) con unas conclusiones impactantes (y habla de Europa): Sólo un tercio de los trabajadores tendrán un empleo estable y bien remunerado. Se trataría de empleados públicos y especialistas tecnológicos o comerciales. El resto tendría empleos precarios temporales y pasará casi un 50% de su vida laboral en desempleo, por lo que los estados tendrán que habilitar sistemas de protección social mediante subsidios (Ingeso Mínimo Vital) como los que ya operan en muchos países, pero con mayor cobertura poblacional.
    Por tanto, una gran masa de personas nunca alcanzará a cotizar ni los años ni las cantidades suficientes como para pensionarse y se mantendrían subsidiadas de por vida.
    El incremento del PIB general y la aplicación de nuevos impuestos (a las grandes tecnológicas, por ejemplo, o a los robots) deberán compensar la inestabilidad e inseguridad laboral.
    Las políticas neoliberales de no intervención del Estado en la economía o las maximalistas de que no debe existir más ley que la de oferta y demanda, ya se han quedado desfasadas con la actual crisis y todos los estados ponen grandes cantidades de plata en circulación, incluso los estados menos intervencionistas, como USA, inyectan al sistema billones (de los nuestros, de doce ceros).
    Con esa pobre expectativa, los países desarrollados verán como disminuye la tasa de natalidad, ya que las parejas, que incluso actualmente no se arriesgan a tener hijos, en un futuro cercano, ni querrán ni podrán tener hijos. En España, con una de las tasas de natalidad más bajas del mundo, ya hace casi 50 años que decidieron no tener hijos y sin que nadie les obligase a ello, salvo el alto desempleo estructural (siempre el doble que el promedio de la Unión Europea). De los 47 millones de habitantes de ese país, 7 millones son inmigrantes, de baja calificación laboral en su mayoría, pero con altas tasas de natalidad que en parte compensa la demografía autóctona, envejecida y sin sucesión. Cabe decir que el tercer colectivo más numeroso de inmigrantes en España es el de los colombianos, tras marroquíes y rumanos, pero el de mayor crecimiento desde que no es necesaria visa.
    Las empresas invierten muchos recursos en sistemas, tecnologías y robotización para prescindir de personal, esa ya es una constante a nivel global. Por tanto, la incorporación de nuevas especialidades laborales jamás tendrá como fin compensar la pérdida de puestos de trabajo más tradicionales, sino todo lo contrario.
    Es decir, tenemos varios vectores que indicen en la nueva economía global y que determinarán una resultante aún desconocida:
    – Transformación tecnológica de rápida difusión global.
    – Cambios drásticos en la relaciones laborales, con un tendencia a su precarización. Una muestra de ellos son las denominadas falsamente “economías colaborativas” (Uber, Rappi, etc) que son, claramente una muestra de centrifugación de la responsabilidad empresarial, bajo conceptos como “mejor ésto que nada” o “hay mucha gente esperando por el puesto”. La filosofía general ahondará, aún más, en el concepto de “que nadie se sienta seguro en su puesto de trabajo”. Los más jóvenes que no habrán conocido nada mejor, lo aceptan con cierta naturalidad.
    – Nuevos sistemas impositivos y mayor intervención estatal con políticas redistributivas para paliar caídas excesivas de ese consumo que las propias empresas necesitan.
    – Grandes movimientos migratorios y demográficos en los que se verá incrementada la intervención regulatoria de los estados.
    – Más libertad aparente, menos libertad real.

  4. DESDE MI NICHO.
    SALUDO RESPETUOSO AL ÁGORA.

    PASO A PASO.

    Respetado Don Alberto:

    A la sazón del hecho significativo de izar la bandera del ágora, y de ratificar lo que usted ha predicho anticipándose a los efectos de crecimiento de la corriente que usted en buena hora fundó,(-El Ágora de los Danieles-) vale la ocasión para tener en la cuenta la concurrencia de opinadores que edifican esta nueva estancia que combina la integridad de los bastiones de la lucha y el dulce arropamiento del hogar.

    Cercana está la hora de llamar a lista, y algunos diremos ,¡Presente!, desde el nicho que equilibra y sostiene un propósito que encausa las ideas tendientes a innovar y a fortalecer la razón por la cual usted ideó la asamblea que hoy dá sus primeras muestras de madurez.

    Más adelante me encargaré de señalar la nómina de los comentarístas que con su aporte hacen el sentido de ser una corriente que deriva por un cauce sin desmadre al amparo de la libertad y la razón.

    Retomando alguna sugerencia hecha hace algún tiempo, no olvide que estamos esperando la columna que integre su pensamiento y la didáctica de sus criterios.

    con el respeto y la consideración de siempre,

    César A. Rodríguez Escobar.

  5. DESDE MI NICHO.
    SALUDO RESPETUOSO AL AGORA.

    UN OBISPO QUE DEBERÍA SER MIEMBRO DEL ÁGORA.

    Darío de Jesús Monsalve, obispo de Cali, ha hecho una manifestación Cristiana que denuncia la inequidad social y la matanza de colombianos ante la impávida mirada de la sociedad y del gobierno.
    Es un tema que hoy ya tiene tres dias de estar mortecino y oloroso.

    Si quien representa a Jesucristo(en verdad), en esta tierra és desoido,¿ qué se puede esperar del clamor del ciudadano ordinario que a diario soporta los desafueros de la iglesia y de la ralea que integra la mano negra de un gobierno faláz y de una cúpula eclesiástica afeminada, pederastra y obesa?

    Las intenciones por callar al exceptuado sacerdote, ya se han concretado intimidando al obispo, apabullándolo, y ejercitando las prácticas de oficio del hitrerialismo a la criolla.

    Hoy 17 de Julio de 2020 a las 4 y 11 minutos de la tarde, ya se ha conseguido silenciarlo y no sólamente eso, sino que además, se conmina a la curía a guardar silencio invocando votos de obediencia y otras guachadas consignadas en los “canones” de la imperial y retrógada normatividad eclesiástica que és, ni más ni menos una suma de principios contaminados que ampara el delito, y el abuso en connivencia con el aparato político que en una yunta excecrable, ara el campo donde florece y germina la injusticia y el tétrico fruto de la siembra de la violencia.

    En Colombia ya se ha asesinado a sacerdotes y obispos que han reclamado por estas ruindades que son el pan de cada dia.

    Estos cerdos papadudos, ahitos de tragar, resguardados en sus palacios cardenalicios algún dia tendrán que comparecer ante la Justicia ordinaria y ante la ley divina si és que en ella creen( lo dudo), no sólamente por ignomonias cómplices, sino por las consecuencias directas que implica el comportamiento inherente a cualquier parroquiano.

    El Obispo Darío merece la DEFENSA y el respaldo comunitario; el Vaticano (AL QUE OFICIARÉ), está en la obligación de intervenir y de propugnar por la integridad de éste apóstol YA!!

    Es la ocasión y no sobra llamar la atención acerca del tratamiento de que son objeto las novicias y monjas ordenadas, que en su mayoría, tienen como labor “AL SERVICIO DEL SEÑOR”, la de ser preparadas para atender e bienestar de los “SEÑORES DE LA IGLESIA”, condenadas sin sueldo ni prestaciones a morirse como sirvientas de su “eminencia”. Y ni citar la práctica de oblaciones que facilitan el hecho de no quedar embarazadas.

    En fin….queda mucho por decir……Bendito sea mi Dios y éste País de hipócritas.

    Mis opiniones no comprometen al Ágora, son de mi Nicho.

    César Alberto Rodríguez Escobar.

  6. Gracias por las sugerencias para escribir una columna en LOS DANIELES, pero la formación no sería suficiente para tan alto desafío, que sólo alcanza para la labor de CARGALADRILLOS, aportando experiencias y vivencias, útiles a la Comunidad de Lectores, como complemento de lo que mis compañeros escriben con estilo y originalidad. Siempre será preferible el NOSOTROS, al TÚ y YO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *