Comparte esta Columna...

Sorpresa: Colombia ya forma parte de otra lista mundial. Una lista de la que es imposible mostrarse orgulloso. La publica Humanists International, entidad defensora de la libertad, y aparecen allí los países donde (teocracias aparte) se limita la libertad de pensamiento y expresión por asunto de credos y no existe divorcio entre Estado y religión. Colombia sube al vergonzoso podio por una manotada de casos de persecución de conciencias. Es el único país de América, y a su lado posan siete naciones africanas o asiáticas. Lo peor es que ni siquiera están incluidos en el expediente colombiano ciertos episodios recientes de nuestro gobierno que atropellan la barrera entre el poder civil y la religión. Por ejemplo, cuando el presidente Duque puso en manos de la Virgen de Chiquinquirá la lucha contra la pandemia: “Esta mañana me desperté pidiéndole a la patrona de Colombia que nos consagre como sociedad, que consagre a nuestras familias, a nuestros hijos, hermanos, abuelos, a nosotros, quienes tenemos responsabilidades, y nos dé salud para guiar los destinos de la nación”.

 

O cuando, mediante un trino pío (excusen la redundancia) la vicepresidenta reforzó el equipo sobrenatural con la Virgen de Fátima: “Consagramos nuestro país a Nuestra Señora de Fátima, elevando plegarias por Colombia para que nos ayude a frenar el avance de esta pandemia y que Dios mitigue el sufrimiento de los enfermos, el dolor de los que perdieron seres amados y nos permita potenciar nuestra economía”.

 

O cuando la ministra del Interior ayudó a promover una campaña de oración por Colombia. Como el Estado no realizó ningún gasto, adujo, no hay problema. Pero, prudentísima señora, aparte de que para impulsar esta empresa mística se invirtieron horas de funcionarios que todos pagamos, la Constitución Nacional prohíbe terminantemente la intromisión religiosa en el Estado, con gastos o sin ellos: “Artículo 19. Se garantiza la libertad de cultos. Toda persona tiene derecho a profesar libremente su religión y a difundirla en forma individual o colectiva. Todas las confesiones religiosas son igualmente libres ante la ley”. La Corte Constitucional precisó así el alcance de esta norma: Colombia “es un Estado laico. Admitir otra interpretación sería incurrir en una contradicción lógica”.

 

Si la propaganda religiosa de Tele Duque y sus cofrades no viola la Constitución, entonces que venga la Virgen de Guadalupe y lo explique. No nos engañemos: es el viejo espíritu medieval y sectario que aún se incuba en algunas instituciones. La Fiscalía General, por ejemplo, nombró como tercer capitán a un prosélito del exprocurador Alejandro Ordóñez: un funcionario que, cuando Netflix transmitió una versión paródica de la vida de Cristo, lanzó el siguiente trino: “Levanto mi voz airada contra el irrespeto y la agresión de Netflix a la Santidad de Jesucristo, Hijo de Dios, y a la Virgen María, fundamento de la Fe profesada por millones de católicos en el mundo entero”. He ahí la radiografía de un fanático.

 

Quiero aclarar que no escribo estas líneas por manía anticristiana. Si los políticos que se la pasan dormitando en misa y expidiendo bendiciones gobernaran guiados por los preceptos del Evangelio, viviríamos en una sociedad mejor. Lo indignante es que tanta bendición, tanta oración y tanta invocación mariana y santoral son, a menudo, un modo desleal de hacer política. Con cumplir el no matarás, el no robarás y el no mentirás tendríamos un programa de gobierno memorable. Pero muchos de los que besan escapularios promueven bandas criminales, se nutren de la corrupción y viven del engaño. Yo respaldaría a un gobierno que no hiciera reformas tributarias a favor de multimillonarios sino que aplicara las palabras de Cristo: “Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja, que un rico entre el reino de los cielos” (Mateo 19: 23-30). Y que no sembrara noticias falsas desde despachos oficiales y siniestros sótanos porque “la verdad os hará libres” (Juan 8: 31-38). Y, sobre todo, que no invocara en forma constante a la corte celestial, porque Cristo nos enseñó que “no todo el que dice ‘Señor, Señor’ entrará en el reino de Dios” (Mateo 7:21). Atenidos. De veras: ¿no les da pena con la Virgen?

 

Descarten, pues, el repudio a la religión como móvil de esta columna. Lo que rechazo es el uso hipócrita, taimado y populista de las resonancias religiosas. A la historia nacional le ha costado muy cara la llave entre política y púlpito como para permitir que siga ocurriendo.

 

ESQUIRLAS. 1. No nos está yendo mal a los adultos mayores desde que optamos por protestar. Una tutela nos devuelve los derechos que conculcó el Gobierno en un exceso de misericordia. Tampoco a quienes denunciamos la presencia irregular de soldados de Estados Unidos en Colombia: otra tutela ordena al ejecutivo que respete el criterio del Senado cuando se plantee la llegada de tropas extranjeras a territorio patrio. 2. Engreído. Durante un reciente paseo a San Andrés, el fiscal general, Francisco Barbosa, sostuvo que el suyo es “el segundo cargo más importante de esta nación”. Qué hinchazón, qué vanidad y qué ignorancia. Un profesor de Derecho me dice que el orden de prelación oficial es: presidente, vicepresidente, presidente del Congreso y presidentes de las Cortes. Uyuyuy con el fiscal…


Comparte esta Columna...

SUSCRÍBETE

Ingresa tu correo electrónico y entérate al instante de las ultimas Columnas y Noticias. 👇👇

Únete a otros 9.240 suscriptores

7 Comments

¿NO LES DA PENA CON LA VIRGEN?

  1. ¿Notas ciudadanas fue restringida por razones políticas y/o ideológicas?
    Me abstengo de opinar por discriminar al libre pensamiento.
    ¡Colombia necesita debate abierto!.

    La izquierda es inoperante y la derecha ineficiente.

  2. Respetado Camblache. Aunque se sabe que LOS DANIELES no leen las opiniones de los zarrapastrosos lectores, aquí va una, para complementar la anterior, hace varias semanas:
    * Cuando los astronautas pisaron el suelo de la luna leyeron un capítulo del Génesis, lo que dió origen a controversias y demandas judiciales. Su argumento no es nuevo, lleva más de 50 años
    * Es usual confundir las creencias espirtiuales y/o religiosas, con las manifestaciones de esas creencias. Seguro, Usted no renegaría de la música de Bach, porque algunos ignorantes no la sepamos interpretar. Tampoco echaría a la basura las poesías de Machado, por la mala voz de quienes las recitan.
    * Los jóvenes que a los 20 años son liberados e incrédulos, a los 60 serán místicos.
    * La humanidad no puede vivir sin dioses, santos, mártires y heroes ( copiado de E. Sábato, ateo/místico). Cada ser humano tiene su propio altar, y seguro que Cambalche lo tiene, pero no lo muestra en público.
    * “Infeliz el hombre que sólo tiene la razón para orientarse en este mundo” (E. Sábato).
    * Rafael Núñez, cuando fue ministro de Mosquera, expulsó a los jesuitas de Colombia. Después, cuando llegó a la presidencia trajo a los Salesianos. Cuando le preguntaron por esa contradicción, dijo, más o menos , “Un individuo que no cree en nada no puede ser un buen ciudadano”
    Conclusión : es mejor creer que no creer, según la filosofía de pambelé.

    * Existen creyentes sin iglesia, y santos ateos. Se me ocurre mencionar a Simone Weil

  3. La cita anterior de Rafael Núñez quedó incompleta. El dijo : si un individuo no cree en Dios, mucho menos va a creer en las autoridades, o en sus compatriotas, será un mal ciudadano. Esa metamorfosis del ateo Rafael Núñez se debió a su amor por doña Soledad Román, una aristócrata Cartagenera, de misa y olla. Se creía que las creencias e ideologías se disolvían sólo en los ácidos del dinero y el poder, pero el caso de Rafel Núñez comprobó que no hay mejor disolvente de creencias e ideologías que el amor. En los brazos de una mujer las creencias e ideologías se van para abajo.

  4. DESDE MI NICHO.
    SALUDO RESPETUOSO AL ÁGORA.

    Es una verdad que LOS DANIELES- Especiálmente su departamento de redacción, que debería hacer las veces de puente entre los dueños y sus lectores- dan un tratamiento paupérrimo a la opinión y las inquietudes de sus lectores.

    Cito algunos ejemplos:

    1. No se contestan los correos.( ¿Para qué ofrecen esta opción?).

    2. Hacen mutis por el Foro en lo atinente a los proyectos de columnas que los lectores envían a COLUMNAS CIUDADANAS , sin tener en cuenta las mínimas reglas de la decencia en el sentido de que por ser una conversación electrónica, no deja de ser entre dos, (LECTOR y PUBLICACION), lo que implica en el marco de la cortesía, el deber de contestar. La página obviamente está en libertad de publicar o no, pero sería bueno no desconocer reglas elementales de urbanidad y de consideración por el ejercicio decoroso del redactor.

    3.Cuando se hace ver que los columnistas pueden haber incurrido en un error gramatical, (EN LA TITULACION), también se hacen los sordos y no hay respuesta de ninguna clase.
    Valga la ocasión para llamar la atención en cuanto a la pobreza de las “notas” que introducen lo que a noticias se refiere.

    Lo que debe saber la redacción y sus jefes, és que nosotros los comentaristas no estamos mendigando nada, simple y llánamente, lo que estamos exigiéndo de la página, és que entiendan que por ser un medio de difusión público cuya existencia , dinámica y razón de ser se debe a los lectores, debemos ser tratados con respeto.

    A mi no me queda la menor duda que los 3 Danieles desconocen ésta conducta y por lo mismo no han
    tomado cartas en el asunto.

    Supongo que ,”si de vainas” leen por casualidad este comentario se “totiarán” de la risa.(la redacción)

    EN CUANTO A LA COLUMNA , comparto plénamente lo dicho por Don Alberto.

    Cesar A Rodríguez Escobar.

  5. DESDE MI NICHO.

    Es una verdadera lástima que no exista una CONTRACOLUMNA para debatir o criticar lo dicho por los 3 Danieles en sus escritos.
    El contenido del comentario hecho por Don Alberto Gómez Prada respecto de la columna “¿NO LES DA PENA CON LA VIRGEN?”, és de una contundencia irrebatible que por su fondo y su forma és una lástima que se pierda en el sótano donde nos tienen confinados.
    Advierto que DESDE MI NICHO no se ensalsa a nadie, pero se reconoce y pondera el valor de un argumento y de un texto bien redactado.
    ESTE ES UN CLARO EJEMPLO DE LO QUE DEBERÍA HACER PARTE DEL CONTENIDO DE “COLUMNAS CIUDADANAS”.
    César.

  6. Gracias César, por leer los comentarios que semanalmente consigno en este espacio, para aliviar la angustia que nos carcome, a millones de compatriotas, viendo cómo se desmorona esta sociedad en manos de unos pillíticos tramposos. Algo hay que hacer, menos guardar silencio. Sabemos que LOS DANIELES no leen los comentarios de los Lectores, para guardar la distancia social con estos Zarrapastrosos, pero mientras tengamos espacio, aquí estaremos.
    Muchos lectores nos ilusionamos, pensando que LOS DANIELES sería un espacio periodístico de avanzada, distinto de aquel que nos sirven todos los días, que bien podría definirse como PERIODISMO DE ANUNCIANTES, donde los lectores, o espectadores, somos meramente Consumidores de anuncios. Para que los anuncios publicitarios no nos indigesten los adoban con noticias “SELFIES”, intrascendentes. Creíamos que LOS DANIELES irían adelante de los acontecimientos, no atrás, reciclando la MIERMELADA ( indigestión con mermelada), que van dejando los individuos que nos avergüenzan como sociedad ( robos, acosos, violaciones, etc). Esperábamos que estuvieran al lado de los millones de compatriotas que están empeñados en construir un mejor país, y que nos mostraran, no sólo lo negativo sino también lo mejor que tiene nuestra nación. Nuestra consigna finalmente se impondrá :RESISTIR, INSISTIR, PERSISTIR, Y NUNCA DESISTIR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *