Comparte esta Columna...

‚ÄúEsa universidad me pone unos votos muy importantes y adicionalmente‚Ķ Aqu√≠ hay un negocio‚Ķ Ustedes me dicen‚Ķ y yo voy y digo: pa esta jugada vale tanto y vamos pa‚Äôlante. As√≠ de sencillo‚ÄĚ.

Un senador le ofreci√≥ a un juez conseguirle un soborno para que decidiera a favor de unos patrocinadores suyos. Para bien de la opini√≥n p√ļblica ‚Äďy quiz√°s tambi√©n de la justicia‚Äď la comprometedora conversaci√≥n qued√≥ grabada. El delito tiene prueba reina pero hasta ahora no hay investigaci√≥n. El senador fue reelegido despu√©s de su fechor√≠a. A pesar de no haberse destacado por sus iniciativas como legislador, ni mucho menos por ejercer control pol√≠tico, fue designado como primer vicepresidente del Senado, posici√≥n que ocup√≥ hasta el a√Īo pasado.

El senador se llama Eduardo Pulgar, es miembro del Partido de la U, y fue a hacer la vuelta para favorecer a su amigo Luis Fernando Acosta Os√≠o, el l√≠der de un grupo que con cuestionadas maniobras logr√≥ el control de la Universidad Metropolitana de Barranquilla y pretende quedarse tambi√©n con la Fundaci√≥n Acosta Bendeck y el Hospital Universitario Metropolitano. Las tres instituciones facturan 80.000 millones de pesos al a√Īo.

Por la magnitud del bot√≠n no se han medido en lobbies, maniobras y tr√°ficos de influencias, sobre los cuales seguramente tendremos que hablar, pero hoy nos concentraremos en la oferta del senador Eduardo Pulgar a un juez de la rep√ļblica.

Andr√©s Rodr√≠guez C√°ez, abogado huilense apenas mayor de 30 a√Īos, lleg√≥ a la costa nombrado provisionalmente como juez primero promiscuo municipal de Usiacur√≠, Atl√°ntico. Antes de ser juez hab√≠a sido auxiliar, escribiente y oficial mayor. Conoc√≠a su trabajo y quer√≠a hacerlo bien. Como hab√≠a congesti√≥n en los juzgados de Barranquilla, pronto empezaron a llegar a su despacho procesos muy importantes. El prestigio del joven juez fue creciendo porque era riguroso en el estudio de las normas, justo en sus evaluaciones e implacable en la aplicaci√≥n de la ley.

Un buen día de 2017, el alcalde del pueblo, Ronald Padilla, lo invitó a conocer a su jefe político Eduardo Pulgar. La reunión sería en el apartamento del senador en Barranquilla, a una hora de Usiacurí. El juez aceptó sin saber de qué se trataba, pero tuvo la precaución de llevar una grabadora con él.

Pronto el senador Pulgar explic√≥ el motivo de la invitaci√≥n: ‚ÄúNo joda, yo quiero apelar a ti para ver c√≥mo me pueden ayudar ustedes, porque esto es un negocio. Esto es un negocio. Yo te digo la verdad‚Ķ Esto es un negocio. Esto tiene que quedar entre nosotros tres porque los manes est√°n preocupados. Es m√°s, los manes me dicen: si hay que ir hasta all√°, yo voy; pero lo ideal es que no vayan a decir nada‚ÄĚ.

Y empez√≥ a presumir de lo que ya hab√≠a hecho por sus amigos ‚ÄúYo te voy a decir la verdad, yo a trav√©s de la Presidencia de la Rep√ļblica y el Ministerio de Educaci√≥n, consegu√≠ que finalmente ah√≠ pusieran un tipo que ha estado antes en la universidad; que es sobrino del viejo Gabriel Acosta, primo tanto de la mujer de Jaller, como del hijo de Gabriel Acosta. Y ah√≠ eso fue apenas como para un feliz t√©rmino. La ministra fue‚Ķ la √ļltima resoluci√≥n fue del ministerio‚ÄĚ.

Despu√©s el lenguaje se hizo m√°s expl√≠cito: ‚ÄúQuiero apelar a la buena relacion que ustedes tienen pa ver si me pueden ayudar hermano. Esa universidad me pone unos votos muy importantes y adicionalmente‚Ķ Aqu√≠ hay un negocio‚Ķ Ustedes me dicen‚Ķ y yo voy y digo: pa esta jugada vale tanto y vamos pa‚Äôlante. As√≠ de sencillo‚ÄĚ.

Pulgar, que antes de ser senador hab√≠a sido fiscal y auxiliar de magistrado, continu√≥: ‚ÄúNo y tambi√©n t√ļ tienes que ver marica, lo que yo te digo, cuando uno quiere buscarle una vueltecita all√≠, uno se la busca‚ÄĚ.

A este punto, el senador reiter√≥ la generosidad de sus patrocinadores: ‚ÄúEsos manes a m√≠ me ayudan con becas, me dan puestecitos. Yo te hablo la verdad y cuando llega la campa√Īa me tiran un billetico. Yo no te voy a negar nada viejo man, pa que voy a negar eso‚ÄĚ.

Pulgar estaba tan confiado que, incluso, sugiri√≥ el monto que el juez deber√≠a cobrar por la decisi√≥n: ‚ÄúSi los manes son juiciosos. Si yo le digo: hey doc esta vaina vale 200 barras. √Čl me dice: ¬Ņa qu√© horas y d√≥nde?. As√≠, pa hablar claro. Yo les digo a ustedes la verdad. Aqu√≠ hay un negocio‚ĶYo creo‚Ķ No s√©, si ustedes quieren hablar solos‚ÄĚ.

No contaba el senador Eduardo Pulgar con la verticalidad del juez Andr√©s Rodr√≠guez, que respondi√≥: ‚ÄúA ver, senador, yo en principio acept√© la reuni√≥n esta ma√Īana aqu√≠ pues por intermedio del alcalde Ronald, pero yo soy un hombre muy serio. Usted me est√° hablando de negocios, yo para eso s√≠, no. D√©jeme que le haga la audiencia; d√©jeme explicarle primero por qu√© supuestamente llega all√°. Ronald me abordaba esta tarde y me dec√≠a ¬Ņdoctor, pero por qu√© Usiacur√≠? Ronald, usted sabe que Usiacur√≠ ha venido movi√©ndose, ha manejado casos delicados de garant√≠as, yo all√° he manejado casos delicados‚ÄĚ.

El ep√≠logo es triste. El intento de soborno que en el C√≥digo Penal se llama cohecho por dar u ofrecer, le fue relatado a un fiscal de turno. No hay proceso abierto en ninguna parte. Andr√©s Rodr√≠guez ya no es juez porque se le acab√≥ el nombramiento en provisionalidad. Eduardo Pulgar permanece tranquilo en el Senado, apenas la semana pasada fue noticia porque en el mismo edificio en el que vive se agarr√≥ a pu√Īos con el exsecretario de Salud de Soledad, Atl√°ntico, por un asunto de corrupci√≥n que el exfuncionario asegura que denunciar√° en la Corte Suprema de Justicia. Luis Fernando Acosta Os√≠o sigue controlando la Universidad Metropolitana con la ayuda de algunos administradores de justicia.


Comparte esta Columna...

SUSCR√ćBETE

Ingresa tu correo electr√≥nico y ent√©rate al instante de las ultimas Columnas y Noticias. ūüĎáūüĎá

√önete a otros 9.240 suscriptores

Categories: Daniel Coronell

8 Comments

PULGARCITO

  1. Siguiendo la l√≥gica de nuestro fil√≥sofo PAMBEL√Č, quien sostiene que es mejor ser rico que pobre, y mejor estar vivo que muerto, en contrav√≠a de la escuela MATURANA defensora de que es mejor perder que ganar, porque perdiendo se gana en humildad y experiencia, los Lectores nos preguntamos d√≥nde estar√≠a hoy el Juez Andr√©s Rodr√≠guez, si hubiera seguido la teor√≠a de Pambel√©, mejor ser rico que pobre, seguramente habr√≠a llegado a Magistrado como el tr√≠o Ricaurte / Malo / Bustos.
    El INCORRUPTIBLE Juez Rodr√≠guez es un ejemplo de que S√ć SE PUEDE y es merecedor no s√≥lo de aplausos pasajeros : moralmente LO PROMOVEMOS A PRESIDENTE VITALICIO DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA. As√≠ como en muchas sociedades avanzadas existe la SANCI√ďN MORAL , aqu√≠ instauramos, a partir de hoy, LA PROMOCI√ďN MORAL. Cuando nos recuperemos de la inopia de la pandemia le erigiremos una Estatua Inmortal, en el coraz√≥n de los colombianos, muy distinta de las que est√°n derribando ahora los iconoclastas

  2. Es inaceptable que los pol√≠ticos sigan burl√°ndose en la cara de nosotros. Quienes votaron por este personaje, as√≠ haya sido con votos comprados (as√≠ es la costumbre en La Costa), deben castigarlo y no volver a votar por esta clase pol√≠tica corrupta que nos gobierna. Es rid√≠culo que no pase nada porque los organismos que lo investigan van a decir que la grabaci√≥n no fue hecha con autorizaci√≥n de un Juez y que por tanto pudo ser manipulada. Esta justicia Colombiana es una pantomima que solo castiga a “los de ruana”. A estas joyas, no les pasa nada. Es por eso que debemos recordar todos estos hechos y en la pr√≥xima elecci√≥n no votar por esta corruptela.

  3. DESDE MI NICHO
    SALUDO RESPETUOSO AL √ĀGORA.

    Los lectores y en general la opini√≥n p√ļblica se escandaliza cuando se destapan este tipo de estantiguas, que lo son del resorte y las costumbres de la banda colegiada institucional den√≥minada “Congreso de la Rep√ļblica”.
    ¬ŅPero, cu√°l √©s la novedad? si este √©s, el patr√≥n que siguen la mayor√≠a de los individuos que conforman esta organizaci√≥n torcida , desafortunadamente investida de legalidad por la Constituci√≥n y lo que √©s m√°s funesto, reglados por una disposici√≥n que los hace aut√≥nomos (Ley Quinta), permiti√©ndoles desplegar a tutiplen conductas que se camuflan en el complejo y vasto portapliegos que contiene toda suerte de marrullas y trampas disfrazadas de legitimidad.
    ¬ŅDe qu√© nos quejamos ? si nosotros los ciudadanos elegimos siempre a los mismos ga√Īanes-¬Ņgamonales?- que campean por el Capitolio con √≠nfulas de ser titulares de derechos din√°sticos que tienen escrituradas sus curules-para ellos y su prole- y que adem√°s son patrocinados por los medios de comunicaci√≥n cuando se les se√Īala como miembros de “Casas” -vbrgracia “La Casa L√≥pez”, “La casa Pastrana” y ahora hasta la “Casa Aguilar” en Santander,¬°h√°game el favor!-, y qu√© decir de quienes se dirigen a expresidentes de la Rep√ļblica como “Presidente” en una actitud servil y rid√≠cula que contribuye a√ļn m√°s a eternizar un estado de cosas que degenera y degrada la postura y el derecho del elector, es decir a nosotros que conestamos sin chistar con estas pat√©ticas actitudes.
    En cuanto al caso puntual y a los que no se han hecho p√ļblicos,-que son cientos ,evidentes y actuales-,ya se sabe que nada de fondo ocurrir√°; se “aperturar√°n” procesos disciplinarios y penales que en el mejor de los casos desvincular√° al parlamentario encartado dictando sentencias fam√©licas, pero eso s√≠, reemplaz√°ndolo por qui√©n a √©l m√°s le convenga.
    Y és que independiéntemente del contenido de la columna que refleja un todo, basta con observar la manera como se desarrollan las sesiones del congreso para entender en manos de quienes estamos.
    Es una plaza de mercado ,una especie de feria ganadera en donde se reunen clanes, sectas y sociedades proclives a la ma√Īa; el decoro, la mesura y los modales brillan por su ausencia; no hay orden y quienes deber√≠an imponerlo se caracterizan por “compadrear”, haci√©ndo de la Mesa Directiva, parlamentarios y funcionarios-secretarios y dem√°s-, una masa confusa sin norte dedicada al parloteo, al tr√°fico de influencias y a la miserable tarea de sabotear lo que no se acomode a su inter√©s.
    La aprobaci√≥n de lo que se discute se hace a velocidades incre√≠bles (Se abre la discusi√≥n,anuncio que se va a cerrar, queda cerrada, en 3 segundos,¬°que infamia!), esto por que la mayor√≠a se dedica a dormir, a comer-por no decir engullir-, a chatear o a modelar por el recinto los suntuosos trajes y mocasines italianos, relojes de marca( que superan los setenta y ochenta millones de pesos) que ” seg√ļramente” han sido adquiridos con dineros ganados con mucho esfuerzo. Todo esto en nuestras narices en vivo y en directo!!
    Terminada la sesi√≥n se abordan camionetas rodeadas por un enjambre demencial y servil de cuidadores que pagados por nosotros ,cuidar√°n de la “Integridad” de quienes a la semana siguiente volver√°n por sus fueros.(y por lo nuestro).
    Habría para comentar mucho más.
    ¬ŅDE QU√Č NOS QUEJAMOS?
    Para el Juez, mi respeto,

    César Alberto Rodríguez Escobar.

    1. Hagamos un ejercicio de imaginación.
      Supongamos que llega al Congreso un político joven, con mucha más voluntad que experiencia y que tiene toda la intención de aportar su quehacer y su trabajo para mejorar la sociedad, a pesar de que las condiciones adversas conocidas son enormes.
      En pocas semanas, o días, se dará cuenta de que el país no tiene arreglo. Que son tantas las condiciones adversas desconocidas, los impedimentos de facto, no escritos, que esclerotizan cualquier acción de progreso o de cambio, que se verá en la disyuntiva de tener que decidir entre,
      a) Renunciar al puesto y volverse a su casa.
      b) Consciente de que el país no tiene remedio y que es imposible cualquier cambio, hace lo que los demás congresistas que le rodean, se deja ayudar y se suma a alguna de las roscas.

  4. Preocupante la soledad del AGORA DE LOS DANIELES en este fin de semana, Ser√° que los due√Īos quieren cerrarla? Ni pensarlo, en un momento de carencia absoluta de L√≠derazgo, s√≥lo caudillismo vociferante por todos lados, y un periodismo mercantilizado, con excepciones, al servicio del mejor postor; hay muchos Compatriotas deseosos de compartir sus conocimientos, experiencias y vivencias, acostumbrados a expresar sus opiniones en un ambiente plural y respetuoso, adem√°s de hacerlo con gracia, ingenio y creatividad. Ser√≠a una p√©rdida irreparable, para LOS DANIELES en primer lugar.
    * Despu√©s de este pr√≥logo, ahora cuando estamos sufriendo el COGOBIERNO DE LAS CORTES, hay que hablar del tema de moda, EL RACISMO Y LOS ICONOCLASTAS: “Si Usted es negro, indio o pobre, tendr√° que trabajar el doble para conseguir la mitad” (es una copia del original). Hasta cuando alguien demuestre lo contrario esto podr√≠a clasificar como RACISMO, un concepto muy l√≠quido, como la democracia, el amor y el humanismo.
    * Esta naci√≥n subdirigida anda buscando un LIDER que la saque de la olla, pero no hay a d√≥nde mirar. En la Atenas de Sol√≥n y Pericles dec√≠an “TEMO AL HOMBRE DE UNA SOLA IDEA”. Dentro de esa l√≥gica repetiremos, cuantas veces sea necesario, la idea matriz de Barack Obama, para un buen gobierno : “LOS MALES DE LA POL√ćTICA SE DEBEN A LA MALA CALIDAD DE LOS POL√ćTICOS; LOS DE LA EDUCACI√ďN A LA MALA CALIDAD DE LOS MAESTROS, Y LOS DE LA JUSTICIA A LA MALA CALIDAD DE LOS JUECES”. Con buenos pol√≠ticos, buenos maestros, y buenos jueces, cualquier sisema pol√≠tico y social funcionar√° bien. “SENCILLO Y ELEGANTE” dec√≠a con frecuencia Steve Jobs a sus empleados en APPLE, cuando estaban desarrollando el Ipad. Con esa idea simple patasarribi√≥ el mundo

  5. DESDE MI NICHO.
    SALUDO CORDIAL AL √ĀGORA.

    DE LAS SESIONES VIRTUALES.
    De este comentario deben apartarse desde ya los maestros de la negación y la mentira.

    De esta puesta en escena o m√°s bien en pantalla de los protagonistas que se solalazan y bendicen el hecho de poder seguir holgazaneandoen calzoncillos, pero ahora a distancia, somos espectadores todos los Colombianos. A todo se√Īor todo honor y √©s que el hamp√≥n por la gracia del destino est√° amparado por las circunstancias.
    El raterismo y la la trampa a niveles Macro se constituye como com√ļn denominador de un saqueo que parece no tener l√≠mite y que sigue su curso en un hurto institucional y mec√°nico que engrana con los decretos expedidos con ocasi√≥n de la pandemia.(m√°s de 90 BILLONES que no aparecen).
    El Colombiano de a pié desconoce y no és conciente de lo que ocurre, que le vamos a hacer.

    La virtualidad de las sesiones del congreso y su consecuente manejo, ha permitido el robo m√°s grande en la historia de Colombia.
    Cuando la Corte Constitucional declare inexequibles los decretos expedidos por la pandemia, ser√° tarde, los capitales se habr√°n esfumado.

    ¬ŅDe que nos quejamos si sabi√©ndo lo que ocurre lo aceptamos sin m√°s? Como lo he dicho a llorar al mono de la pila que se convirti√≥ en el orinadero de los borrachos de la Candelaria.

    César.

  6. Oígase bien:
    NOVENTA MILLONES DE MILLONES. Y LA GENTE EN LA CALLE, Y A√öN EN SUS CASAS SIN NADA QUE COMER, CON INCREMENTO EN LOS SERVICIOS Y SIENDO TESTIGOS DE LOS DESAFUEROS DE LA FUERZA P√öBLICA Y DE SUS GOBERNANTES Y LEGISLADORES.
    AUXILIO SE√ĎOR DUQUE!….SE√ĎOR PRESIDENTE!!
    DEST√ČTESE Y ACT√öE!

    César.

  7. TRABAJEN VAGOS : Los CONTRISUFRIENTES, que pagamos sus escandolosos sueldos, preguntamos a los HIJUEHONORABLES PADRES Y MADRES DE LA PATRIA, por qu√© no est√°n en campa√Īa, en las calles, ense√Īando a sus votantes a esquivar el COVID. Se contagiaron de CULILLITIS? Cobardes, andan escondidos en sus madrigueras, tejiendo componendas. Sinverg√ľenzas, aprendan algo de los HEROES DE LA SLAUD, y de la gente que se la est√° jugando , para que otros puedan vivir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *