Comparte esta Columna...

La justicia debe preguntarle a Abelardo de la Espriella, a una joven abogada que ha trabajado en su firma y a un hombre de confianza de Alex Saab, qué saben sobre el soborno a un policía que frustró la captura del principal testaferro de Nicolás Maduro, junto con varios de sus familiares y lugartenientes. Ocurrió el año antepasado en Barranquilla. Los Saab escaparon a tiempo porque estaban advertidos de la operación por un policía adscrito a la Dirección de Investigación Criminal, Dijín. Hace unos días ese policía corrupto, el patrullero analista Eddie Pinto, fue condenado a tres años y dos meses de prisión. Hoy ya está en su casa gozando del beneficio de prisión domiciliaria. Lo sentenciaron por los delitos de interceptación ilícita de comunicaciones y cohecho impropio.

 

Cohecho impropio significa que recibió un soborno, delito cuya ejecución requiere al menos de dos involucrados: el que recibe, en este caso el agente Pinto; y los que dan, cuya identidad está registrada en el proceso aunque la justicia no haya hecho nada para que respondan por su parte.

 

El fallo de primera instancia al tipificar el cohecho señala que “Eddie Andrés Pinto Rúa recibió en principio un teléfono celular marca iPhone y consecuentemente la suma de $ 800.000, esta última para la adquisición de otro teléfono celular. Elementos que sirvieron como medios de comunicación para que el precitado advirtiera sobre las investigaciones seguidas contra el señor Alex Saab, familiares y empleados, información a la cual tenía acceso por su calidad de servidor público en la Policía Nacional”.

 

 

El policía aceptó los cargos inmediatamente después de su detención en octubre de 2018. Su abogado José Luis Torres Martínez dijo, en su nombre, que reconocía los delitos. Además, afirmó que su cliente estaba dispuesto a revelar la identidad de otros implicados: “Prácticamente está delatando a otras personas que pueden estar incursos en una culpabilidad”.

 

El defensor aseguró también que había gente rondando para impedir que el agente Pinto contara lo que sabía y por eso pidió que lo mantuvieran en un lugar de detención aislado: “Han estado y esto lo sabe el señor fiscal (se refiere al fiscal del caso), su señoría. Han estado preguntando por él personas extrañas durante todo el día y esto puede colocar en riesgo ya un testimonio…en un futuro… para que lo puedan coartar o lo puedan coaccionar para que no declare, lo que ya está declarando”.

 

 

El policía sobornado, a cambio de la información que entregó, quería 500 millones de pesos que, según él, era la plata de bolsillo que Saab gastaba cada día. Ya había recibido un teléfono y una pequeña suma en efectivo. ¿Quiénes le entregaron esos elementos? Las respuestas están en el proceso: la abogada María Paula Escorcia Leiva, de la firma De la Espriella Lawyers, y Mario Germán García Palacio, también abogado pero sobre todo un hombre de confianza de Saab que ha figurado como director de algunas de sus cuestionadas empresas.

 

La abogada conocía al policía Pinto porque habían hecho juntos un curso de criminalística. Según ella, la buscó por Facebook el sábado 1 de septiembre de 2018. Esa primera semana de septiembre lo citó en la oficina de De la Espriella Lawyers en Bogotá, pero pidió autorización para hacerlo: “Antes de esa cita yo consulto el tema con mis superiores y ellos me autoricen hacer (sic) la reunión pero me piden que grabe, a lo cual yo solicito al área de sistemas que organice una sala de juntas para grabar”.

 

 

 

La grabación de ese día no fue aportada al proceso. Debe ser muy interesante porque la abogada relató que en esa primera cita el policía Pinto le contó prácticamente todo, que había investigaciones contra Alex Saab por lavado de activos y por su presunta conexión con la milicia terrorista libanesa Hezbolá. Además, le reveló que la operación que las autoridades tenían lista no paraba en la detención de Saab: “Me dijo que iban a capturar a la exesposa de Alex Saab, una tal Cynthia, la mamá de Alex Saab, a Luis, a Emir y a Julio también”.

 

 

 

La abogada le llevó el celular que el policía le pedía –nunca aclaró quién dio la plata para comprar el teléfono– y siguió en comunicación con él: “Yo consulto a los jefes qué tenía que hacer ante con todos estos mensajes y me dijeron que le siguiera la corriente”, narra ella en su denuncia del 26 de septiembre donde pretendió presentar los hechos como una extorsión y no como un cohecho.

 

 

 

Gerardo Reyes, director de Univision Investiga, publicó en las últimas horas un completo reportaje y planteó una pregunta válida: ¿Por qué la abogada se tardó 23 días en presentar la denuncia y solo vino a hacerlo un día después de que se frustrara la operación, cuando Saab y los suyos ya se habían ido del país?.

 

Ver vínculo:

Abogado de Alex Saab en Colombia autorizó pactos con policía corrupto que dio aviso del arresto de su cliente

 

Abelardo de la Espriella le aseguró al periodista que “desde el primer momento que fui informado por una abogada de la firma sobre el acercamiento que buscaba el patrullero Pinto, di instrucciones precisas para que dicha situación fuera puesta en conocimento del entonces director de la Dijín, general Vargas”.

 

Sin embargo, el general Jorge Luis Vargas Villegas, hoy director de seguridad ciudadana de la Policía Nacional, dice algo bien distinto. El enviado de De la Espriella solo fue a verlo “dos días después del operativo”. Es decir, cuando ya se habían volado.


Comparte esta Columna...

SUSCRÍBETE

Ingresa tu correo electrónico y entérate al instante de las ultimas Columnas y Noticias. 👇👇

Únete a otros 9.240 suscriptores

Categories: Daniel Coronell

9 Comments

SE NECESITAN DOS

  1. ¿Notas ciudadanas fue restringida por razones políticas y/o ideológicas?
    Me abstengo de opinar por discriminar al libre pensamiento….
    ¡Colombia necesita debate abierto!
    La izquierda es inoperante y la derecha ineficiente

  2. Asunto difícil de comentar. Se necesita sabiduría y conocimientos. Lo único que se sabe con certeza es la existencia del Cartel de la Toga. Se repite ahora una pregunta anterior, ampliada, no respondida hasta ahora : se torcieron los magistados (con minúscula)Bustos, Malo y Ricaurte, cuando eran simples jueces?; cuando iban ascendiendo a la Corte?; en la Corte?, o sencillamente los escogieron como magistrados, por estar torcidos?. Soberbia pregunta, como se dice en Los Danieles.
    Otro asunto, muy de actualidad, en razón del aislamiento, es lo relacionado con los JUECES CASEROS, los que se ocupan de la CASA X CARCEL. Además de sabiduría se necesita malicia, para acertar en algo, sin peligro de equjivocarse y juzgar mal. Se invoca objetividad y prudencia.

  3. DESDE MI NICHO

    SE NECESITAN TRES (3).
    Uno: El cohechador
    Dos: El cohechado
    Tres. El aparato Judicial que falla (Decide) parcial e inconvenientemente.

    Éste, como muchos és un caso típico que al analizarlo desnuda una triste y macabra realidad: La aplicación de Justicia parcial que condena delitos “menores” para permitir la violación de la ley y la consumación de acciones delictivas verdaderamente graves en el agotamiento conductual de dos eventos simultáneos que persiguen un mismo fín.
    Vieja e inveterada patraña que ha hecho carrera y hoy se erigue como piedra angular de la estrategia del hampa; Es decir, se planea el delito y se escalona su ejecución , de tal manera que las imputaciones futuras y las consecuencias finales recaigan sobre peones- previamente comprados y advertidos- blindando y librando a alfiles y piezas mayores de toda responsabilidad.
    Esto se sabe y és “cuento viejo”; También és elemental que al dictarse una condena por el delito de cohecho, DEBERÍA haber dos extremos: cohechador(quien “soborna” y cohechado quien “sobornó”),lo que para el caso y otros muchos no se da. Y no és, como ordena la ley ,porque estamos sometidos al imperio del absurdo, a la contraevidencia implícita en las decisiones de fondo que no és otra cosa que el manoseo doloso de la majestad de la judicatura.
    Y és que esta cuestión de alumnos(jueces) fallándole(decidiéndole) a exprofesores, compadres abogando por compinches, políticos influenciándo nombramientos entre otros hace del sistema judicial un dependiente directo de un estado de cosas que imposibilita la administración de justicia con integridad.
    Que no quepa duda: siempre la cuerda se rompe por lo más delgado-notificado con antelación- y así seguirá ocurriendo sin remedio dentro de un entramado donde todos dependen de todos PARA LO TORCIDO.

    Y sí, son tres, los dos que faltan nunca apareceran, ni en éste caso ni en ninguno.

    César.

  4. Y NO PASA NADA. Las instituciones Colombianas están fabricadas y diseñadas para PROCASTINAR. Decir una cosa y hacer lo contrario. En el espíritu de la Ley, está la igualdad, los derechos universales, la transparencia y ética. La realidad?. Cada uno tiene la justicia que puede pagar. No somos un Estado de Derecho, somos un narco-estado donde quienes gobiernan y aplican justicia lo hacen siempre en beneficio de alguno y en detrimento de la mayoría incógnita que los elije. Por eso hay que recordarlo y castigarlos con un voto en contra en las siguientes elecciones. NO MAS CORRUPCIÓN. Es hora de que aprendamos a hacer valer el único derecho que aún nos queda.

  5. EPÍLOGO – SE BUSCA UN LIDER 2: Colombia SOS continúa buscando con afán un Líder, para salir de la olla. Por favor no mirar para estos lados, además de los ya mencionados en otro lugar:
    *BAJAS ( antes Altas) CORTES: desde hace mucho tiempo se encuentran en ENROQUE PERPETUO (ahora todo es perpetuo) , con las demás ramas del Poder. Para los no familiarizados : ENROQUE es un movimiento defensivo, en el Juego Ciencia, el Ajedrez, para proteger al REY, cuando está en peligro; en este movimiento se intercambian posiciones con una de las dos TORRES. Hay que advertir que el ajedrez no copió ese movimiento de nuestras Cortes, es anterior.
    *LAS FUERZAS MILITARES: Están demasiado ocupadas en sus LUCHAS DE PODER. Quienes antes eran “los amos de la guerra” ahora están en “la guerra de los amos” ( es una copia).
    * PODER MEDIATICO : Quienes mandan son los Anunciantes, no los Periodistas, y mucho menos los Lectores.

    Por lo visto sólo nos queda mirar a LA SOCIEDAD CIVIL. Quién se le mide?

  6. De la Espriella cree que tiene licencia para delinquir porque es Uribista? Es la verguenza de los litigantes por la forma presuntamente delictiva cómo actúa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *