Comparte esta Columna...

Una pandemia recorre el planeta; circulan videos de Ovnis; dos meteoritos se aproximan a la tierra.

Y, por si faltaran noticias apocalípticas, Ricardo Arjona lanza nuevo disco e Iván Duque logrará, previa entrega del ministerio de las TIC a la familia Char, mayorías en el Congreso para hacer teleaprobar las medidas que al teleuribismo se le vengan en gana, todo esto mientras los demás hablamos del coronavirus: qué coronainfierno.

 

Inicia, amigos, de manera oficial, el fin del mundo. El magno suceso empezará por nuestro humilde estado de derecho. Congresistas de diversas tendencias han denunciado que el presidente de la corporación, Lidio García, no sólo se llama Lidio, sino que -encima de todo- manipula las deliberaciones con “jugaditas” que administra desde la aplicación Zoom: convertido en todo un técnico de sistemas, reduce y agranda las pantallitas a su antojo, silencia a quien considere y teleadministra la telepalabra casi mentalmente: con telepatía. Y cobra por horas.

 

Para ejercer control político, entonces, los congresistas deben escribir en vano la tecla “Control+Alt”, y resignarse a estar en casa, porque las directivas del Congreso se niegan a llamar a sesiones presenciales: ni que fueran obreros para salir a trabajar.

 

Yo sé que resulta deprimente entregar el estado de derecho bajo la figura de unos senadores, casi todos en calzoncillos o pantalones de piyama, y rara vez afeitados, que simulan legislar a la distancia, mientras la rama ejecutiva los deglute a sorbos.

 

Me permití redactar el decreto con que los amigos del Centro Democrático podrán legalizar algunas de sus propuestas recientes, y agregar algunas nuevas, para que don Lidio las haga aprobar a punta de telepupitrazos en la próxima telejornada telepática.

 

DECRETOS DE EMERGENCIA SANITARIA, a través de los cuales el partido de gobierno se permite refundar la patria (por segunda vez).

 

Considerando que, como bien expresó el honorable representante César Eugenio Martínez, en tiempos de pandemia la democracia estorba, el gobierno nacional decreta:

 

Artículo 1.

 

Ordénese la libertad inmediata del doctor Andrés Felipe Arias y nómbresele como director de Finagro para aprovechar su experiencia en el manejo de subsidios al pequeño campesino. Parágrafo: Rebautícese dicho programa con el nombre de Agro Ingreso Solidario.

 

Artículo 2.

 

Nómbrese como Alta Consejera Para La Pandemia a la infectóloga María Fernanda Cabal para reducir la importancia del virus a sus justas proporciones; llamar influencia a la influenza, e “influenzer” a los que ejercen su influencia en las redes sociales, como ella.

 

Artículo 3.

 

Créese una comisión encabezada por el jurista Ernesto Macías que busque la inmunidad de rebaño frente al virus, y la de Álvaro Uribe frente la justicia.

 

Artículo 4.

 

Para enfrentar la pandemia, reinviértanse las partidas presupuestales de la siguiente manera:

 

Retírense todo el presupuesto asignado al proceso de paz.

Autorícese la compra por nueve mil millones de pesos de camionetas blindadas para la familia presidencial.

Permítase que el primer mandatario, o en su defecto Iván Duque, elija el color de dichas camionetas.

Autorícese a algunos ministros a montar en dichas camionetas siempre y cuando sean fáciles de manejar y no necesiten palanca (los ministros, se entiende; las camionetas pueden ser mecánicas. Y no girar sino a la derecha).

Artículo 5.

 

Intégrese la Fiscalía General de la Nación a la rama ejecutiva.

 

Artículo 6.

 

Otórguesele grado de delito a toda contravención cometida por la oposición.

 

Artículo 7.

 

Son nuevas funciones de la Fiscalía: investigar penalmente a quienes critiquen la figura del Presidente Duque –que está muy bien de figura- y/o a quienes hayan irrespetado la cuarentena, salvo en las excepciones que dicte la ley.

 

Artículo 8.

 

Son excepciones para investigar penalmente a los infractores:

 

Que hayan atentado contra líderes sociales.

Que hayan financiado ilegalmente la campaña presidencial de Iván Duque.

Que se llamen Caya Daza.

Artículo 9.

 

Ordénesele a la Fiscalía que durante la pandemia no pida cárcel para que los reos queden libre de toda Diego. Corrección: de toda Cadena.

 

Artículo 10.

 

Permítasele al Presidente de la República presentar un programa de televisión en el cual:

 

A. Estrene chaqueta.

 

B. Tenga pote de gel antibacterial en la mesa del set.

 

C. Invite a William Vinasco Ch. a narrar goles.

 

Artículo 11.

 

Nómbrese una comisión encabezada por el ministro de Hacienda para proteger al adulto mayor, especialmente a los doctores Sarmiento Angulo, Ardila Lülle (y Uribe Vélez).

 

Artículo 12.

 

Autorícese una partida para que el Presidente en ejercicio –esto es, en sudadera- disponga de una bolsa de chucherías para mitigar la ansiedad, tales como chocolatinas Jet.

 

Artículo 13.

 

Para aliviar la crisis fiscal, redúzcase el tamaño del congreso a los 20 senadores y 19 representantes pertenecientes al Centro Democrático.

 

Artículo 14.

 

Las producciones audiovisuales solo podrán tener como cuota nacional a Jorge Cárdenas.

 

Artículo 15.

 

Con el fin de combatir el coronavirus, el ejército podrá espiar a periodistas, jueces y miembros de la oposición.

 

Artículo 16.

 

Retírese el articulito que prohíbe la reelección presidencial.

 

Ordénese y cúmplase

 

Autor: www.losdanieles.com


Comparte esta Columna...

SUSCRÍBETE

Ingresa tu correo electrónico y entérate al instante de las ultimas Columnas y Noticias. 👇👇

Únete a otros 9.458 suscriptores

Categories: Daniel Samper

8 Comments

Un decreto uribista que diga…

  1. Desde las 4 am dando F5, gracias Damiel, este oroyecto de decreto esta en ejecucion. El congreso se entrego al presidente uribe, din ningun dolor.

  2. El coronavirus tiene muchas consecuencias que todavía no conocemos y que afecta no sólo a los contagiados sino también a los favorecidos, que se han ganado el baloto sin comprarlo. Cómo es el manos libres o patente de corso para hacer y deshacer a su acomodo aprovechando las circunstancias escudados en estado de emergencia con el cual se están pasando por la galleta las instituciones y emitiendo normas caprichosas dictadas por el oleaje del momento, sabiendo que le han hecho el quite a el control político, y reglamentan en forma dictatorial incluyendo actos de confinamiento total a los adultos mayores prohibiéndoles ver el sol aunque sea en sus propias zonas comunes ( de sus conjuntos de propiedad horizontal), ni que estuviéramos en una prisión norteamericana. Habrá que hacer la rebelión de las canas ?

  3. Jajajaja… Sin duda la ayuda a esos !pobres! ancianos, sin nadita que comer, ayudará en esta crisis… Que quede claro, sólo a ellos.

  4. Súper felicitaciones! Genial!
    Yo le agregaría.

    Artículo 17. Impleméntese como respaldo al jefe de comunicaciones de la Casa de Nariño una “bodeguita” para impulsar toda iniciativa presidencial.

    Parágrafo 1. Exceptúese todo trino pasado del jefe de comunicaciones, como respaldo a las iniciativas.
    Parágrafo 2. Atáquese a todo aquél que no “tenga techo”.
    Parágrafo 3. Impúlsese campaña en contra de todo lo público para ser privatizado al terminar la pandemia.

  5. Dios,que lleguen ya los alienígenas o nos acaban estos seres con hambre de poder… Estamos realmente mal, llevamos en esta situación desde Simón Bolivar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *